Networking | Noticias | 02 NOV 2018

¿Qué está haciendo el IoT a tu centro de datos?

Los dispositivos de Internet de las Cosas reúnen cantidades masivas de datos en la configuración corporativa, y eso plantea una serie de demandas en las redes y centros de datos.
IoT
Jon Gold

Gran parte de las altas expectativas en torno al Internet de las Cosas se centra en un modelo descentralizado de implementación: el edge computing, en que los dispositivos especializados se ubican cerca de los puntos finales que están gestionando o supervisando, es últimamente la terminología de moda.

Sin embargo, la nube y el centro de datos siguen siendo partes críticas de la infraestructura, y el enorme crecimiento de las implementaciones de IoT también está teniendo un impacto en ellos. Incluso los despliegues que se apoyan en gran medida en el edge computing pueden transmitir datos a una infraestructura central para un análisis más detallado. Por lo tanto, es difícil argumentar que el aumento de IoT no ha cambiado los requisitos y las expectativas en el centro de datos.

Sin embargo, lo que está mucho menos claro es la naturaleza precisa de los cambios que se están produciendo en el centro de datos. De acuerdo a los analistas, e incluso a las personas que dirigen los centros de datos, el público aún está muy pendiente de lo que está haciendo exactamente el IoT.

Conectividad IoT

Según Andrew Fray, director gerente del proveedor europeo Interxion, lo que sí parece claro es que las capacidades de conectividad y redes son las áreas principales en las que se les pide a los centros de datos que realicen su juego.

"La conectividad es la respuesta corta a la pregunta, pero es una especie de conectividad consciente, dependiendo de lo que el negocio está haciendo y de dónde quieren poner el resto", dice. “Por lo tanto, es posible que parte de esa información deba ir a algún tipo de almacenamiento profundo, por lo que puede demandar una ubicación muy ecológica, de bajo costo y alta latencia. O es posible que deseen una ubicación transaccional muy rápida y de gran volumen, en cuyo caso (los centros de datos o las instalaciones de los clientes) probablemente estarán cerca de los centros de las ciudades o se ubicarán a poca distancia".

Arquitectura para IoT

Las discusiones serias sobre la arquitectura para el IoT apenas están comenzando en muchas de las compañías que se verán afectadas por la nueva tecnología, agrega Fray. Estas incluyen qué partes de una carga de trabajo determinada vivirán en la nube pública, cuáles se manejarán en el borde y en qué otras trabajará el centro de datos interno de la empresa.

"Creo que nos estamos convirtiendo cada vez más en centros de conectividad", dice. "Y lo que eso significa para nosotros es que (Interxion) está encontrando cargas de trabajo cada vez más conectadas, y con eso me refiero a las personas que desean volumetría o que están buscando (baja) latencia y proximidad. Así que están buscando un gran ancho de banda y/o mayor velocidad".

Parte del problema es que el IoT cubre una amplia gama de diferentes funcionalidades y modelos de implementación. Rohit Mehra, vicepresidente de investigación de infraestructura de red de IDC, dice que las implicaciones de apoyar a IoT en general son, en consecuencia, muy amplias.

"Hay un impacto bastante holístico en la infraestructura de TI en el centro de datos, incluidos los servidores, el almacenamiento, las redes, la seguridad y la administración de sistemas, incluyendo APM/NPM y los análisis asociados", explica. "Dependiendo de los casos de uso involucrados, estos pueden ser pasivos con cantidades abrumadoras de datos que van en una dirección, en lugar de aplicaciones de IoT más activas que involucran acciones y respuestas automatizadas basadas en el estado de los sensores que proporcionan datos".

Los puntos finales de IoT incluso están encontrando su propio camino en el centro de datos. Los sistemas de construcción inteligentes, como HVAC, sensores de temperatura e incluso control de acceso están apareciendo aquí y allá, según el vicepresidente de investigación de 451, Christian Renaud. Pero la principal manera en que IoT afecta a los centros de datos seguirá siendo como controlador de capacidad, en particular para implementaciones que requieren coordinación en múltiples sitios combinados con baja latencia.

"Hay aplicaciones para esto en el sector de la salud y manufactura, y también en casi cualquier industria que quiera hacer análisis de video de datos de cámara frente a la transmisión de datos sin procesar a la nube y el costo del ancho de banda/ingestión/almacenamiento que trae consigo", agrega.

Impacto de IoT en la gestión del centro de datos

Más allá del simple hecho de que las implementaciones de IoT exigirán los recursos tradicionales del centro de datos, ya sea de cómputo, almacenamiento o conectividad, estos centros de datos tendrán que aprender a manejar una funcionalidad completamente nueva. Donde eso va a ser más difícil, según el vicepresidente de análisis de Gartner, Mark Hung, está en la administración.

"Dada la complejidad de algunas de las nuevas aplicaciones de IoT, algunas de las funciones operativas y de gestión también deben renovarse, utilizando nuevas tecnologías automatizadas/basadas en machine learning en lugar de control manual", explica.

Esa es una gran tarea, complicada por el hecho de que las implementaciones de IoT, a pesar de su rápido crecimiento, aún se encuentran en las primeras etapas, y nadie está completamente seguro de cómo caracterizar su impacto general en las operaciones del centro de datos.

"En realidad, no hay una guía de buenas prácticas de la industria o incluso una regla de oro que se haya desarrollado aún, ya que todavía estamos en las primeras etapas de implementación de IoT", señala Hung.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios