Networking | Artículos | 01 ENE 2009

Ni vídeo, ni Wi-Fi, ni UC: Juniper seguirá en lo suyo

Las tendencias de moda en el mercado no tientan a Juniper Networks. Ni las LAN wireless, ni el vídeo ni la colaboración están en su objetivo. Durante 2009, la compañía continuará firme en su actividad central, ampliando su portfolio y su presencia en el mercado de redes. “Invertiremos en seguir proporcionando seguridad a nuestros clientes, un coste total de propiedad (TCO) cada vez menor y un mayor número de opciones dentro de nuestra estrategia multimarca”, afirma Mark Bauhaus, vicepresidente ejecutivo y director general de la unidad Service Layer Technology de Juniper.
Los productos lanzados en los dos últimos trimestres de 2008 son el mejor indicio de las áreas que protagonizarán las inversiones del fabricante durante 2009. En la segunda mitad del año pasado, Juniper siguió aumentando las ventas de los nuevos switches EX, lanzó los gateways de seguridad SRX para redes de 10 Gbps, amplío el alcance de su software de gestión integrada y añadió nuevos aceleradores WAN WXC. Y en esa dirección irán los tiros en el futuro. En concreto, durante este primer trimestre de 2009, Juniper ampliará sus soluciones de conmutación con el lanzamiento de EX 8208, swtich basado en chasis para el centro de datos que, según los expertos, tiene el potencial de competir con los Nexus 7000 y Catalyst 6500 de Cisco, también diseñados para el data center.
Juniper asegura que, el 8208, combinado con los routers y switches EX-series y MX-series, pueden reducir el TCO hasta un 52% en gastos de capital, un 44% en consumo energético y un 55% en espacio de rack. Los usuarios buscan velocidad, baja latencia y alta fiabilidad con un menor TCO en gestión y aprovisionamiento”, afirma Bauhaus. “Y esto es lo que nosotros ofrecemos”.

¿Carencias o ventajas?
Pero, según los analistas, Juniper aún necesita ganar credibilidad en la empresa. Para ambas firmas consultoras, la tiene en el espacio de seguridad, pero todavía es un jugador relativamente nuevo en switching y realmente no tienen un portfolio demasiado amplio.
Además, la gran carencia de la compañía son las LAN wireless, pese a mantener alianzas con varias firmas de soluciones inalámbricas para garantizar la interoperatividad. Juniper, sin embargo, no cree que eso sea un problema. “Los clientes nos ven como un proveedor de soluciones completas. Para ellos, la extensión wireless es una red superpuesta para la que se encuentran en el mercado múltiples opciones”, explica Bauhaus. En su opinión, Juniper no necesita tener tecnología wireless propia.
Tampoco el vídeo y la colaboración, dos tendencias de las más calientes hoy, se consideran en Juniper áreas a cubrir directamente. Una postura muy contraria a la de Cisco, que está apostando fuerte por sistemas como la telepresencia, la conferencia web y las comunicaciones unificadas. Bauhaus justifica su estrategia insistiendo en su objetivo de convertirse en suministradores de infraestructuras básicas abiertas capaces de soportar múltiples tipos y marcas de aplicaciones. “Los clientes quieren una infraestructura de red que no les obligue a atarse a marcas concretas”. Para Bauhaus, además, la actual situación económica tampoco es propicia para introducirse en estos nuevos negocios, ya que es el gasto en este tipo de soluciones opcionales el que antes se evita en momentos de crisis. “A las empresas les parece bien tenerlas, pero pueden pasar sin ellas seis meses o un año más”.
En conclusión, quienes esperaban que Juniper se fuera introduciendo en nuevas áreas a fin de convertirse en un suministrador más global, no verán cumplidos sus sueños. La compañía lo tiene claro: son y quieren seguir siendo exclusivamente un fabricante de infraestructura de redes.

... Pero Cisco va a por todas
Muy al contrario que a Juniper, a Cisco el networking se le queda pequeño. Si hace un año se proponía hacerse fuerte en el software, ahora, dando un paso más, prepara su entrada en el mercado de los servidores blade, haciendo frente a las firmas de TI, con algunas de las cuales mantiene fuertes y consolidadas alianzas. Será en este mismo año. Aunque Cisco no confirma ni niega el nuevo parto –llamado en clave “California”–, algunas fuentes incluso dan detalles: se trataría de un desarrollo interno basado en Intel y Linux que integrará los nuevos switches Nexus 5000. En cualquier caso, el objetivo del fabricante es atacar directamente un negocio valorado en 60.000 millones de dólares. La pregunta es si Cisco sabrá hacer creíble su conversión en una firma de TI. ¿Será suficiente su cómoda posición competitiva y el gran poder de su marca en el negocio de las redes para hacerse fuerte en el mercado del centro de datos? ¿Tienen poco o mucho que temer IBM y HP?



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios