Networking | Artículos | 01 MAR 2009

Networking para el servicio postal del próximo milenio

Rémy Millescamps.

Hoy en día, las redes postales se están convirtiendo en la columna vertebral del comercio local e internacional, aunque en muchos países están todavía en una carrera evolutiva por sobrevivir. Esto se debe a que estos servicios necesitan, por una parte, ser competitivos en coste y eficiencia con los medios electrónicos de comunicaciones y las compañías de mensajería nacional e inRémy Millescamps director de Allied Telesis para Iberia y Franciaternacional y, por otra, ser capaces de manejar miles de millones de artículos de correo físico cada año con menor personal y recursos.
Para hacerse una idea más clara es suficiente recordar que, con la llegada del e-mail y la mensajería en Europa, las redes postales pueden llegar a extenderse y ampliarse en tamaño, llegando a cubrir 60.000 buzones postales y tener alrededor de 10.000 oficinas, incluidas las situadas remotamente. Además pueden contar con entre 100.000 y 400.000 empleados, incluido el personal de calle y los empleados de oficinas de correos y de call centers, y estar configuradas como troncal nacional con otras líneas de negocio, desde seguros a comercio minorista.

Claves del reparto de correo
Por todas estas razones, actualmente hay tres aspectos clave del reparto de correo: clasificación, definición del itinerario y entrega. La clasificación consiste en dividir y agrupar todo el correo entrante; la etapa de definición del itinerario implica transportarlo a las localizaciones correctas, donde puede ser subdividido y repartido. Los últimos avances en tecnología, tales como el reconocimiento óptico de caracteres, suponen que la clasificación y la definición del itinerario, que al principio se hacían manualmente, puedan estar hoy totalmente automatizadas.
La red que soporta este equipamiento necesita manejar un gran número de ficheros de imágenes y, si cada carta física enviada en un país se escanea y su fichero de imagen se envía sobre la red, el volumen de tráfico sería muy alto. Por ello, es necesaria una calidad de servicio superior que permita mantener las prestaciones de la red y gestionar la asignación del ancho de banda, así como incorporar capacidades de programación de carga automatizada. En este contexto, los productos 10 Gigabit Ethernet aseguran el máximo flujo de datos para soportar múltiples aplicaciones de red simultáneas. Además, el apilado de chasis virtual proporciona un servicio de red ininterrumpido, y maximiza el uso del ancho de banda de red disponible.Por otro lado, la seguridad es de importancia extrema, no sólo por la privacidad de los datos, sino también por cuestiones de sensibilidad y legales respecto al mal manejo del correo, sobre todo ahora que las redes postales pueden también ofrecer facilidades bancarias. En lo más elemental, las cuestiones de seguridad pueden ser dirigidas a través de controles de acceso estrictos y filtrado de tráfico, que asegura que el contenido malicioso se mantenga fuera de la red y el establecimiento de redes virtuales privadas tenga varios niveles de acceso.
La fiabilidad también es fundamental, ya que hay que soportar la entrega eficiente de cartas y paquetes. Esto se alcanza incorporando a la red redundancia, utilizando innovadoras tecnologías que incluyen el switching de protección de Ethernet (EPSRing), la agregación de enlaces y otras características para maximizar el ancho de banda de la red y hacer intercambios a prueba de fallos. Asimismo, como los empleados de correos están sumamente ocupados y las redes no pueden esperar sus curvas de aprendizaje, el equipo de red, aunque tenga que ser compatible con los parámetros ya existentes, debería ser de fácil conocimiento, uso, instalación y gestión.
Asegurar redes postales de escalabilidad incorporada y resistentes al paso del tiempo permite crecer sin restricciones con un optimo criterio de coste, adaptándose para mantenerse al día ante los futuros avances tecnológicos, así como soportar el creciente flujo y las diferentes líneas de negocio. Características como VCStack aumentan la densidad de puertos y la elasticidad sin aumentar la complejidad de la gestión. Los módulos de extensión flexibles dan la posibilidad a la red de ofrecer velocidades de hasta 10 Gigabit Ethernet, incluso para cargas de red aumentadas. Además, la inversión en hardware conforme a las especificaciones IPv6 ofrece soporte para las futuras generaciones del protocolo de Internet, así como seguridad incorporada y características de control de tráfico.


Rémy Millescamps director de Allied Telesis para Iberia y Francia



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios