Networking | Artículos | 01 SEP 2008

Más velocidad garantizada

Christian Buhrow.
Cuando aparece una tecnología nueva, asistimos a una veloz carrera de las empresas por ser las primeras en aplicarla con la idea errónea de que se convertirán en los líderes del sector. 802.11n ha demostrado que, en muchas ocasiones, es mejor esperar a que los estándares se definan, permitiendo ofrecer al cliente de hardware un producto de calidad y con garantías de durabilidad.
La tecnología subyacente a 802.11n ofrece enormes oportunidades para el mercado de las WLAN, sobre todo porque se supera el rendimiento incluso de las Fast Ethernet. El principal problema para su despliegue masivo está en el punto que explicábamos antes: nadie puede garantizar la compatibilidad del pre-n con la norma final. No obstante, los fabricantes –la mayoría de ellos representados en la IEEE– esperan que los futuros cambios en la norma sean sencillamente implementados a través de actualizaciones.
Sin duda, una de las mayores ventajas es la compatibilidad con los equipos 802.11 a/b/g y una ligera mejora de su rendimiento gracias a MIMO. Para aquellos que se cuestionan el cambio dudando de si 802.11n mejorará la transferencia en redes de 2,4 GHz, cabe decir que la utilización de este estándar en este caso triplica tanto el rendimiento y el alcance de las mismas. Tanto es así que la aplicación de productos con esta nueva tecnología ha permitido a muchos clientes diminuir el número de zonas muertas dentro de su red.

Sistemas N x M
MIMO (Multiple Input Multiple Output), que utiliza múltiples antenas para transmitir y recibir los paquetes, es la tecnología clave de 11n. En el caso de LANCOM las señales se transfieren a través de tres antenas emisoras y otras tantas receptoras, lo que permite enviar grandes volúmenes de datos en un tiempo determinado. Cuando hablamos de sistemas N x M, estamos considerando que N hace referencia al número de transmisores y M al de receptoras. N x M describe los sistemas MIMO. Considerando que "N" es el número de transmisores y de antenas que transmiten, "M" representa el número de receptores y de antenas de la recepción. La serie de LANCOM L-300 proporciona el sistema de MIMO deforma completa: 3 funcionales x 3.
Hasta ahora, para operar en redes de 40 MHz era necesario combinar dos canales de 20 MHz. Hoy es posible operar de manera simultánea con clientes en ambas frecuencias.

El momento del cambio
Es un buen momento para iniciar el cambio hacia la tecnología 11n: el nuevo borrador (draft 2.0) y una nueva generación de chipset garantizan la compatibilidad con el estándar final y un amplio abanico de mejoras en el rendimiento y alcance de las redes. La recomendación de LANCOM es que en las redes de nueva creación se opte directamente por 802.11n, mientras que en el caso de instalaciones con estándares anteriores se aconseja seguir otras estrategias que permitan aprovechar la tecnología existente obteniendo el máximo rendimiento y mejorando la inversión.
La transición al nuevo estándar podría empezar actualizando las unidades individuales en aquellas localizaciones con altos niveles de tráfico de datos, o bien instalando una red paralela con cobertura de 5 GHz basada en 11n y dejando que los puntos de acceso anteriores pueden seguir operando en los 2,4 GHz. Aunque la mayoría de fabricantes han anunciado transferencias de hasta 300 Mbps, la realidad se aproxima más bien hacia los 80 a 125 Mbps. Es más, estos volúmenes de datos se alcanzan únicamente en entornos 802.11n puros. En entornos mixtos, la capacidad de proceso neta generalmente se mueve por debajo de los 100 Mbps, velocidad limitada por Fast Ethernet. Sin embargo, los productos LANCOM son realmente capaces de alcanzar los 133 Mbps netos utilizando un chipset de Atheros que mejora en aproximadamente 80 Mbps las capacidades de Intel Cetrino Pro.
Bajo el lema “Connecting Your Business”, LANCOM Systems –líder indiscutible en Alemania en el segmento Premium– engloba una extensa gama de soluciones destinadas a conectar los negocios al mundo profesional. Adquirir un producto LANCOM significa mucho más que efectuar una simple compra. El cliente también se beneficiará de unos aparatos de extraordinaria calidad, de un apoyo especializado y de una reconocida y excelente política de actualizaciones. Todo ello para que su instalación se mantenga en el más alto nivel tecnológico durante muchos años sin coste alguno para su empresa.


Christian Buhrow
Country Manager Spain & Portugal
LANCOM

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios