Networking | Noticias | 31 JUL 2019

Lyntia podrá adquirir el excedente de fibra oscura de Iberdrola, pero con condiciones

La compradora deberá mantener los contratos vigentes y dar la posibilidad de prorrogar los que venzan, además de ofrecer acceso a toda su red de fibra oscura.
fibra
Redacción

Visto bueno a la compra de derechos de uso del excedente de fibra oscura de Iberdrola por parte de Lyntia Networks. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha autorizado la operación, aunque para ello Lyntia tendrá que asumir varios compromisos con los que garantizar que no se crean barreras a otros agentes o se impide la libre competencia. 

Se trata, en concreto, de dos obligaciones. Por un lado, Lyntia deberá mantener las condiciones contractuales a los clientes de la entidad que resulte de la operación, lo que implica que no resolverá de forma injustificada los contratos vigentes y les ofrecerá una prórroga a los que venzan en diez años. El segundo compromiso implica el acceso a otros agentes a su red de fibra oscura en España,  en las diferentes modalidades comerciales existentes y con condiciones razonables, durante los próximos cinco años. La CNMC obliga a Lyntia a informarle periódicamente para comprobar que cumple estas pautas. 

Lyntia e Iberdrola anunciaban en marzo un acuerdo de cesión, valorado en 260 millones de euros, bajo el cual la primera obtendrá de forma exclusiva el derecho de uso a largo plazo de 15.000 km de fibra óptica excedentaria en España, repartida por el País Vasco, Comunidad Valenciana, Castilla La Mancha y Comunidad de Madrid. La operación incluye además la adquisición de la cartera de contratos con clientes de fibra óptica, tanto oscura como iluminada, de la compañía energética —aquellos a los que Lyntia deberá ahora mantener las condiciones—.

La denominada fibra oscura es aquella instalación de fibra que no se emplea pero está preparada para el uso de futuros clientes; con el actual crecimiento de clientes de fibra óptica, es de suponer que su propiedad será un importante activo para las empresas en los próximos años. Lyntia es una de las principales operadoras en el mercado de fibra oscura, ya que acumula más del 90% del mercado junto con Reintel, el otro principal agente. Iberdrola, por su parte, mantiene su propia red de fibra en el interior de sus infraestructuras de distribución de energía eléctrica y redes desplegadas por terceros, que comercializa en la forma de servicios mayoristas de telecomunicaciones. 

La operación de cesión supera el umbral de cuota de mercado del 30% establecido en la Ley de Defensa de la Competencia, por lo que ha tenido que someterse al escrutinio del organismo encargado. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios