Networking | Artículos | 01 MAR 2009

Las claves del nuevo networking empresarial. Soluciones globales y respeto por el Medio Ambiente

Hasta hace relativamente poco tiempo, muchas empresas podían sobrevivir con una red más o menos compleja, pero sin grandes necesidades de gestión ni de rendimiento en el core de la misma. La complejidad de las soluciones empresariales hoy en día, hacen impensable una red corporativa sin un dispositivo central que soporte todo el resto de posibilidades. Pero, además, en los condicionantes de la nueva tecnología para las medianas y grandes empresas adquiere mayor protagonismo el respeto por el Medio Ambiente. Ser verde ya no es una opción, es casi una obligación.
Pero antes de hablar de concienciación, vamos a volver a poner los ojos en las necesidades de la empresa. Y es en este terreno donde ganan protagonismo conceptos tales como flexibilidad y capacidad, sin que uno pueda predominar sobre el otro, porque las redes empresariales necesitan ambas posibilidades: unos dispositivos lo suficientemente potentes como para gestionar, priorizar y dirigir el tráfico de la red, sea éste de la naturaleza que sea, pero sin que eso imponga restricciones ni grandes obligaciones al propio negocio.
Por este motivo, en lo que a networking se refiere, los chasis adquieren un claro protagonismo en el backbone de la red de cualquier empresa, ya que concentran toda la potencia que la red necesita y conceptos como alta densidad, redundancia, routing avanzado, gestión y seguridad se hacen claves.
Además, es imprescindible tener en cuenta las capacidades CoS y QoS (Clase y Calidad de Servicio), con el fin de ser capaz de determinar políticas de gestión y priorización multinivel para la optimización de tráfico crítico o aplicaciones en tiempo real como pueden ser, streaming multimedia o Voz sobre IP, que requieren un mayor ancho de banda
 
POTENCIA SÍ, PERO CON RESPONSABILIDAD
Decía el personaje de un famoso comic norteamericano, que todo poder conlleva una gran responsabilidad, pero parece que el mundo de las TI quiere rizar el rizo y, hacer el más difícil todavía: incrementar el poder siendo si cabe más responsables con el Medio Ambiente.
Si en los últimos años hemos sido testigos de conceptos como el Green IT en el que D-Link ha sido uno de los principales protagonistas al ser el primer fabricante de networking que presentó tecnologías de ahorro energético en switching (Green Ethernet de D-Link), llega el momento de seguir progresando en esa línea, y la propuesta pasa ahora por mejorar los ratios de ahorro obtenidos hasta la fecha.
Green Ethernet aporta a los dispositivos características de eficiencia energética. Puede apreciarse a primera vista la importancia de iniciativas como ésta si tenemos en cuenta que los dispositivos de redes, que en muchos casos han de estar siempre accesibles y operativos, representan una fuente de consumo particularmente elevado.
La tecnologia Green Ethernet permite obtener una importante reducción en el consumo energético, ahorrando importantes costes y alargando la vida del producto. La reducción del consumo es posible a través de dos niveles. En primer lugar, la conexión, dado que los switches dotados de la tecnología Green Ethernet pueden desarrollar automáticamente una serie de eventos relacionados con los dispositivos conectados (servidores, clientes y sistemas de almacenamiento) proporcionando, por ejemplo, en caso de inactividad, la capacidad de activar la modalidad “standby”, reduciendo así el consumo energético.
En segundo lugar, al controlar la longitud de los cables y regular el consumo energético, es posible obtener una reducción del consumo y de la disipación de calor que, además de una reducción en los costes, determina un alargamiento del ciclo de vida de los productos de redes, evitando que sean obligados a largos períodos de actividad innecesaria. Es más, al tener menor necesidad en este sentido, los dispositivos no necesitan disponer de un ventilador, lo que, además de reducir el consumo, minimiza el impacto medioambiental del ruido no generado.
Pero había que ir más allá, pensando tanto en la economía de los clientes como en el futuro del planeta. Así, es necesario cumplir las regulaciones de la UE en materia de restricción de uso de sustancias contaminantes en equipamiento tecnológico, además de potenciar el reciclado del mayor número de componentes posibles de cada producto y el control y optimización de los adaptadores de corriente, un eslabón clave en los ratios de consumo. Muestra de este compromiso lo corroboran estudios independientes como Ethernet Switch Power Consumption Test Report de los laboratorios Broadband Testing, en los que se constata la reducción real del consumo de un dispositivo de 24 puertos pasando de 20,7 vatios a 9,3 vatios en condiciones similares, esto es, menos de lo que pueden consumir algunas pantallas de televisión cuando están en modo reposo.
El éxito de la iniciativa “verde” de D-Link así como el compromiso de la marca con el desarrollo sostenible y la concienciación medioambiental ha llevado a la compañía a ampliar la “apuesta verde” a todo su catálogo de productos, implementando recientemente tecnología de eficiencia energética en algunos de sus dispositivos Wi-Fi (WLAN Scheduler) así como Green Ethernet a pequeños switches de entornos domésticos.

LOS NUEVOS RETOS
Tal y como señalaba recientemente In-Stat, uno de los principales retos en este terreno para los fabricantes será conseguir gestionar de forma adecuada el consumo energético de los dispositivos PoE, que, en la actualidad consumen alrededor de diez veces más que un dispositivo convencional. En este sentido D-Link también ha dado un paso adelante y tiene planeado introducir tecnologías de ahorro en equipamientos PoE incluyendo un temporizador de forma que cuando no se utilice y el puerto no tenga que alimentar el dispositivo al que está conectado éste se ponga en modo stand-by pudiendo así también ahorrar coste en este tipo de sistemas 802.3af.

UNA GAMA COMPLETAMENTE “VERDE”
Por último, conviene destacar que, a la hora de apostar por integrar toda la gama de producto en el “universo verde”, existen diferentes aproximaciones. Sin embargo, en el reciente informe Green Networking Equipment, In-Stat, destacaba la propuesta de D-Link, que ha cumplido los deberes al haber estado trabajando para integrar tecnologías inteligentes de ahorro energético en sus gamas gestionadas y no gestionadas, que junto a su iniciativa de ampliar su catálogo verde a equipos Fast Ethernet así como PoE y sumado a la ampliación progresiva de la tecnología Green hasta sus equipos de gama alta, se encuentra en primera línea para convertirse en el primer fabricante que consiga hacer que todo su catálogo sea compatible con los conceptos Green, tanto en el terreno del switching como en otros segmentos tales como el almacenamiento en red o las cámaras IP.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios