Networking | Noticias | 28 ENE 2019

La red del futuro: modular, ágil, automatizada, personalizada y generadora de valor

La parte de 'networking' es un activo clave para que las teleco aprovechen el potencial de la transformación digital. En su evolución hay una serie de características que se deben cuidar.
redes sistema
Redacción

Como en el resto de industrias, en la de las telecomunicaciones se está lidiando con el proceso de transformación digital. Una evolución que podría traducirse en 200.000 millones de euros de dividendo digital, pero que todavía está por explotarse. 

En este paso exitoso al nuevo escenario digital tendrán un papel clave las redes. Esta parte de la infraestructura se verá impactada en los próximos tiempos por varias tendencias, como la aplicación de IA y analítica, la expansión del IoT o los modelos 'as-a-service'. Elementos que redefinirán la parte de 'networking' y que la habilitarán como factor diferencial para que las teleco puedan conseguir extraer el máximo beneficio de la transformación digital. 

Así lo apunta la firma de análisis McKinsey. Para esta, las redes del futuro deben tener cinco características clave: deben ser modulares, ágiles, automatizadas, personalizadas y generar valor

En el establecimiento de redes modulares tendrá un importante papel la arquitectura definida por software, con la que facilitar un modelo de NaaS o red-como-servicio. Actualmente, esta parte de la infraestructura se basa en piezas distribuídas de equipación, que se conectan entre sí y se controlan a través de un núcleo. El modelo 'software-defined' permite una adaptación más rápida y eficiente a las necesidades del cliente.

La agilidad será otra de las características de las redes del futuro. Frente al modelo actual, en el que los plazos de trabajo y despliegue se dilatan, McKinsey apunta a un sistema de dos velocidades, que facilite los flujos de trabajo de la parte de configuración y permita tiempos más amplios en la implantación de la infraestructura y la parte de operaciones. Para lograrlo, la automatización se postula como una herramienta esencial, con la que suprimir parte de las operaciones manuales en favor de procesos y cargas de trabajo totalmente mecanizados. 

Las redes del futuro se plantean como una infraestructura hiperpersonalizada, explica la firma de análisis. Gracias a la aplicación de sistemas NaaS, se alejará del modelo actual de configuraciones estándar para determinados segmentos. Factores como la partición de red vivirán un auge con nuevos estándares, como el 5G, y esto a su vez permitirá ofrecer al cliente un servicio mucho más adaptado a sus demandas. 

Las redes servirán como elemento de generación de valor en un futuro. Los nuevos modelos de conectividad e IoT obligan a que los consumidores tengan que pasar sí o sí por las redes, y las telecos tendrán un nuevo filón susceptible de explotar para lograr un posicionamiento estratégico. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios