Networking | Noticias | 14 MAR 2019

La CNMC avala el plan para el segundo dividendo digital, pero con matices

Tags: 5G CNMC
Competencia ve positivos aspectos como la liberalización de la banda de 700 MHz para el 5G o la garantía a la continuidad del servicio, pero recomienda abordar cuanto antes los temas de financiación y ayudas.
television
Redacción

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia se pronuncia sobre el proyecto de real decreto para aprobar el Plan nacional de la TDT. La CNMC ha emitido un informe favorable, en líneas generales, al texto, que encarrila la liberación de la banda de 694 a 790 MHz, comunmente denominada la de 700 MHz, para el despliegue del 5G. El futuro real decreto busca cumplir con el calendario europeo, que marca como fecha límite para el proceso el 30 de junio de 2020. 

En su informe, el organismo repasa los antecedentes en los planes de televisión digital terrestre y la situación en relación a este segundo dividendo digital, para a continuación describir la problemática general sobre el tema y comentar el proyecto de real decreto que quiere tramitar el Gobierno de forma urgente. Las conclusiones son, en general, positivas. La CNMC aprueba la liberalización de la banda de los 700 MHz, con el comentario de que debe concederse "la máxima importancia a planificar, con antelación suficiente (...) las medidas necesarias para culminar con éxito el proceso y garantizar  el debido consenso entre todas las entidades implicadas". 

El documento también considera positivamente la garantía de continuidad de todas las licencias y la reserva al menos hasta 2030 de la banda inferior (entre los 470 y los 694 MHz) para la TDT, donde se mantendrán los canales actuales. La CNMC avala la apuesta del Gobierno por favorecer la evolución de los canales hacia el modelo de calidad en alta definición o HD y, en un futuro, en ultra alta definición o UHD.

Competencia destaca varios aspectos del real decreto. En relación a la emisión en distintas calidades contempla, como novedad, que cada múltiple digital tendrá capacidad para integrar cuatro canales de televisión en HD, pudiendo simultanear con las emisiones actuales en definición estándar hasta 2023. A partir del 1 de enero de ese año, deberán evolucionar a alta definición. 

En el informe también hay lugar para realizar distintas propuestas. Para evitar la discriminación de plataformas de difusión distintas a la TDT, que también podrían ser adjudicatarias en los concursos autonómicos, sugieren que las Administraciones públicas puedan obtener la conformidad de los radiodifusores de TDT para difundir sus canales y contenidos, y que lo hagan con anterioridad a que culminen los procedimientos de contratación. Además, proponen que se exija como condición, de forma general, que estos servicios de extensión de cobertura se presten sin contraprestación económica por parte de los radiodifusores.

En relación a las zonas donde no hay cobertura de TDT, la CNMC señala que la explotación de las redes de comunicaciones electrónicas con las que se daría soporte para la difusión del servicio de televisión digital en estas áreas debe ser calificada como “no disponible al público en general”, en vez de considerarlo como autoprestación. Proponen incluir para ello un nuevo supuesto de exención propio.

La CNMC concluye su informe con la recomendación de que, en base a la experiencia del primer dividendo digital, debería conocerse cuanto antes cómo se van a financiar los costes de reubicación de los distintos operadores públicos y privados y qué medidas de compensación se están planificando. Estos aspectos permitirán, entienden, "valorar de forma global los cambios regulatorios y las implicaciones que desde la óptica de ayudas de Estado deben tenerse presentes". 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios