Networking | Noticias | 24 FEB 2020

El 15% de las conexiones móviles en España en 2023 serán 5G

El informe anual de Cisco augura una mejora en las velocidades y un incremento de la población que emplea internet y de la cantidad de dispositivos conectados por persona, a lo que también contribuirá el nuevo estándar.
5G
Redacción

El 5G está llamado a desempeñar un papel clave en la mejora de las comunicaciones y de las redes móviles, para lo cual irá ganando peso poco a poco en el conjunto de la sociedad. Este proceso de adopción paulatino se traducirá en que, para 2023, un 15% de las conexiones móviles en España se producirán a través de la quinta generación de red, un porcentaje superior al del conjunto global, que se sitúa en algo más del 10%. 

Son datos del informe Cisco Annual Internet Report 2018-2023, sucesor del Cisco Visual Networking Index (VNI) con el que la compañía analiza el estado general de conectividad. Así, en relación al 5G, la firma prevé un escenario mejorado en el que el nuevo estándar contribuirá de forma fundamental a la optimización de las redes móviles. A nivel global, gracias al 5G se alcanzará una velocidad de 575 Mbps en 2023. Esto supone multiplicar por 13 la conexión móvil media, que desde Cisco sitúan en 44 Mbps para ese año —frente a los 13 Mbps que cifraba en 2018—.

En España, los datos medios del conjunto anual se ven mejorados. Se espera que haya 17,2 millones de conexiones de este tipo, con una velocidad media de 655 Mbps. Esto significa multiplicar por 7,5 la capacidad de la conexión móvil media, que el informe sitúa en 83,2 Mbps. Desde Cisco esperan que el futuro estándar de esta modalidad de red inalámbrica facilite infraestructuras móviles más dinámicas para su integración con la inteligencia artificial y aplicaciones emergentes de IoT, entre los que estarán vehículos autónomos, smart cities o salud conectada.

Las previsiones para España también señalan que el 78% de la población navegará por internet dentro de tres años, lo que se traduce en 36,5 millones de individuos y mejorará en 1,7 millones y cuatro puntos porcentuales los datos de 2018. Habrá 350,1 millones de dispositivos conectados, de los que casi dos de cada tres —un 62%— se corresponderán con conexiones M2M y 110,8 millones serán dispositivos móviles. En total, son 7,5 dispositivos conectados por persona, tres más que en 2018. 

Los datos del país mejoran de nuevo las previsiones mundiales en relación a la población usuaria de internet, que será el 66% del total, lo que supone cerca de 5.300 millones de personas. La cobertura móvil será mayor y cubrirá a un 70% del total de habitantes, independientemente del estándar empleado. La pauta se vuelve a repetir: en España, el porcentaje de la ciudadanía con conectividad inalámbrica de este tipo alcanzará el 87% y sumará 40,5 millones de usuarios. 

Sin embargo, cuando se trata del porcentaje de dispositivos conectados con conectividad móvil, el total mundial es superior al español: un 45% de todos los aparatos de este tipo a escala global se emplearán con estándares 5G o inferior o LPWA, frente al 32% en España. El resto emplearán redes fijas o Wi-Fi. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios