Networking | Artículos | 01 MAR 2009

D-Link apuesta por "la tecnología verde"

"D-Link inicia su segunda generación de tecnología Green Ethernet con objeto de seguir trabajando hasta conseguir el estándar definitivo: Energy-Efficient Ethernet. En 2009, la firma se centrará en potenciar su presencia en la gran cuenta con soluciones de switching de gama alta y diversas apuestas que incorporan características que posibilitan el ahorro de energía y la eficiencia energética.

El Green Ethernet se ha convertido en uno de los conceptos que más se oye en el mercado y D-Link ha sido una de las empresas pioneras en el uso eficiente de la energía. Su estrategia comenzó hace poco más de un año aplicando esta “tecnología verde” a su línea de switches. Primero fueron los de gama baja (sobremesa) de 5 y 8 puertos, luego pasaron a los de 16 y 24, y actualmente lo tienen introducido en la línea Smart que sería una gama intermedia. “Los planes para esta mitad de año sería incorporar esta tecnología en los equipos gestionables. En concreto, se trataría de las gamas DGS-3100, 3400 y 3600. Nuestro objetivo es llevarla a toda nuestra línea de productos, ya que no sólo lo hemos aplicado a nuestra línea de switches sino que hemos hecho lo mismo con los gateways como pueden ser el router Gigabit dual N DIR-855 o el inalámbrico Gigabit N DIR-655. Y tenemos planes para incorporarlo a nuestra gama NAS y de cámaras IP”, explica Xavier Campos, director técnico de D-Link.

AHORRO DE ENERGÍA
Las técnicas utilizadas han pasado por la utilización de materiales no pesados, la incorporación de chipsets con ahorro de energía y fuentes de alimentación de bajo consumo. El objetivo es ahorrar energía y por eso “se apostó desde el primer momento por incorporar funcionalidades que permitieran cortar el consumo de energía cuando los puertos estaban inactivos y detectar la longitud del cable de cada uno de los puertos”. Los equipos D-Link Green son capaces de analizar la longitud del cable con el que están trabajando para ajustar su potencia en función de ésta. “No es necesario utilizar la máxima potencia en todos los casos ya que la longitud media de los cable no suele superar los 20-30 metros. Con esto se reduce el consumo y la disipación del calor significativamente, además de alargar la vida del producto”. De esta forma, el sistema puede conocer de forma dinámica la potencia que necesita enviar a través de cada una de las bocas de los switches
Estas técnicas le permitieron al fabricante reducir el consumo de sus equipos entre un 40 y un 44 por ciento, margen que se ha elevado hasta un 73 por ciento en su segunda generación de equipos Green Ethernet, “la cual hemos empezado a lanzar al mercado este año” y cuyo primer dispositivo presentado ha sido el switch de sobremesa Gigabit DGS-1005D. “También vamos a introducir esta tecnología en nuestra línea Fast Ethernet en la que aún no lo habíamos hecho, así como en equipamiento PoE. En PoE Ethernet lo que se va hacer es incluir un temporizador de forma que cuando no se utilice y el puerto no tenga que alimentar el dispositivo al que está conectado que se ponga en modo stand-by y poder también ahorrar coste en este tipo de sistemas”, comenta Xavier Campos. “Nuestro objetivo es ir progresando hasta llegar a conseguir el estándar definitivo, el 802.3az EEE, lo que es el nuevo estándar Energy-Efficient Ethernet, que teóricamente tendría que estar para el 2010”. En él se define una nueva forma para soportar la operación Low Power Mode; es decir, los sistemas de ambos lados del enlace desactivan parte de su funcionalidad en los periodos de baja utilización, con lo que se consigue disminuir el consumo de los equipos de comunicaciones.

SU APUESTA POR LA GRAN CUENTA
Con el fin de tener una propuesta completa para el core de la red, D-Link tiene previsto completar su familia xStack con dos nuevos chasis. Tal y como nos explica Campos, “éste es un verdadero punto de inflexión en nuestra apuesta por el segmento corporativo. Con las nuevas familias de chasis, DGS-8000, orientado al segmento Enterprise, y el DES-7200, dirigido al mercado Metro Ethernet, conseguimos completar nuestra apuesta, comenzada hace cinco años”.
A principios del pasado año, D-Link anunció que uno de los puntos clave de su estrategia era focalizarse en la gran cuenta y para ello tenía intención de ampliar sus soluciones de conmutación avanzada y ofrecer una solución completa de extremo a extremo de la red. La familia xStack ha sido el pilar que ha permitido el acercamiento a este mercado. Una línea que a nivel competitivo ofrece un gran valor añadido respecto a la competencia, sobre todo en flexibilidad de instalación y crecimiento. Las últimas incorporaciones a esta familia han venido de la mano de los nuevos modelos DES-3528, DES-3528P, DES-3552 y DES-3552P. Se trata de equipos de nivel 2/3/4 que ofrecen prestaciones Metro Ethernet y están disponibles en versiones de 28 (24 + 2 Combo SFP + 2 10/100/1000BASE-T) y 52 (48 + 2 Combo SFP + 2 10/100/1000BASE-T) puertos con o sin PoE. En el caso del DES-3528, además, su diseño sin ventilador garantiza un funcionamiento silencioso. Esta línea incorpora, además de densidad Gigabit, 4K VLAN, funciones Q-in-Q y soporte multicast para soportar servicios TriplePlay. También permiten configuraciones de apilado físico hasta 8 unidades, routing estático y ACL centralizadas.

802.11n
Por último, cabe señalar que, según palabras de Xavier Campos, “una de nuestras apuestas es el estándar 802.11n. Confiamos en que el organismo regulador cumpla los plazos y, con el estándar ratificado, podamos seguir apoyando plenamente esta nueva tecnología a la que ya estamos añadiendo nuevos dispositivos N orientados especialmente al mercado corporativo, siguiendo con nuestra estrategia de dotar al tejido empresarial de soluciones 802.11n de alto rendimiento”. Un ambicioso plan de producto que plantea puntos de acceso tanto de interior y exterior así como Dualband Conmutado/Concurrente para satisfacer cualquier demanda de la empresa.
En este sentido, los productos que veremos en lo que queda de año serán puntos de acceso empresariales de interior Wireless N Dualband Conmutados como el ya disponible DAP-2590, o su versión Dualband Concurrente, el DAP-2690. Para exteriores igualmente verán la luz equipos Dualband Concurrentes como el DAP-3690 y Dualband Conmutados como el DAP-3590 y el DAP-3520, con certificación IP 67 y 65 respectivamente lo que les dotará de alta resistencia y robustez frente a inclemencias meteorológicas.
Para finalizar, mención especial al compromiso de D-Link con el estándar 802.11n con su apuesta de Wireless Switching 802.11n que veremos a lo largo del año si bien antes se presentará el primer punto de acceso Wireless N con soporte para plataformas de Wireless Switching de D-Link (DWS-4026 y DWL-3600AP)."

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios