Networking | Artículos | 01 ENE 2008

Buen futuro para la virtualización y SaaS

Juana Gandia.
La virtualización y las soluciones SaaS están empezando a ser aceptadas plenamente en Europa y se espera que su crecimiento en los próximos dos años sea aún mayor. Así lo constata un estudio realizado por Coleman Parkes para COLT Telecom que identifica la reducción de costes y las mejoras en el rendimiento de los sistemas como los grandes alicientes de ambas tecnologías. Mientras que la virtualización de servidores es una práctica adoptada por un gran número de empresas (72%), el almacenamiento y la virtualización de aplicaciones es utilizada en menor medida (56 y 50%, respectivamente). Una situación muy similar a la de España, cuyas empresas ven la eficiencia de los sistemas y la mejora en los procesos de continuidad de negocio los principales factores que potencian el uso de la virtualización. Por el contrario, las mayores preocupaciones de las empresas españolas a la hora de adaptar estas soluciones han sido su complejidad y el temor al cambio de sistemas.
La virtualización de aplicaciones será el segmento que tendrá un mayor crecimiento en los próximos dos años, ya que alinea la infraestructura TI con los procesos de negocio.
En cuanto a SaaS, aunque su uso es inferior aún, casi la mitad de las empresas europeas (44%) tiene intención de implantarlo y el 75% cree que registrará un crecimiento muy significativo en los próximos dos años, aunque en España este optimismo se reduce a un 55%. Las compañías ven la utilidad de este modelo en muchas aplicaciones de negocio, desde CRM y sistemas ERP hasta los procesos de recursos humanos. Este crecimiento en las soluciones SaaS se debe a la necesidad de reducir costes, seguida por la capacidad para extender e implementar las nuevas tecnologías más rápidamente, ya que mantener actualizada una aplicación requiere una inversión constante y una gran complejidad. Las grandes preocupaciones de las empresas para utilizar SaaS se basan en la seguridad, el miedo a perder la información y la fiabilidad.
“La seguridad es una de las grandes preocupaciones de las empresas españolas. Los acontecimientos ocurridos en los últimos años han hecho que los responsables de TI se planteen soluciones de outsourcing para preservar la continuidad del negocio. Cada vez es más crítica la continuidad de las aplicaciones para que el negocio siga adelante. Cada cliente tiene una necesidad específica y hay que adaptarse a esos requerimientos” comenta Javier González, director de marketing de COLT.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios