Networking | Noticias | 21 AGO 2019

Así impactará la industria del videojuego en el tráfico de internet

Mayor consumo de datos y servidores más próximos serán dos de las claves que impactarán en las redes a causa de los juegos.
videojuego
Redacción

La creciente demanda de dispositivos conectados y la mejora en las redes inalámbricas hacen prever que, en un futuro próximo, el tráfico de datos se va a incrementar de forma notable. En este escenario frecuentemente se menciona el papel que el visionado de contenidos audiovisuales en streaming tendrá, citando plataformas como Netflix o YouTube. Pero hay otra industria que impactará de forma notable en las redes: la de los videojuegos

De hecho, el del 'gaming' es uno de los sectores en el que se están viendo pruebas con la tecnología 5G. Esto es porque no solo exige un mayor ancho de banda, sino también una importante reducción de la latencia. Bajo este nuevo ecosistema están floreciendo nuevos modelos, como Google Stadia o Project xCloud de Microsoft, que ofrecen servicios en streaming a la manera del mismo Netflix o Spotify. 

En la relación entre la industria de los videojuegos y las redes hay, por tanto, distintas implicaciones. DE-CIX, compañía operadora de intercambio de internet, considera que el 'gaming' influirá en el tráfico de internet en tres aspectos distintos: la proximidad de los servidores, el incremento del volumen de datos y la reproducción de videojuegos

Sobre los servidores, la firma alude a la necesidad de mantener bajos niveles de latencia para una mejor experiencia de juego. La distancia física que recorren los datos influye en esta variable, de forma que se apostará por establecer puntos de intercambio de internet en regiones alternativas a las centrales; de hecho, explica la firma, el sur de Europa y Madrid están recibiendo mayor interés en los últimos meses. 

El aumento del volumen de datos viene de la mano de la expansión de los videojuegos basados en la nube o cloud gaming, en los que los gráficos de la partida viajan del centro de datos al jugador. Esto incrementa de forma notable el tráfico que las redes deben soportar y, por tanto, influye en las necesidades de ancho de banda y en el desarrollo de infraestructura vinculada. 

Pero también hay otro aspecto que influye en el incremento de tráfico de datos. Entre las últimas tendencias en videojuegos está ganando terreno el visionado de partidas en directo. Según los datos de Streamlabs que maneja DE-CIX, en el segundo trimestre de 2019 se produjeron más de 3.000 millones de horas de visionado de juegos por streaming. Se prevé, además, que a medida que se mejore la calidad de las emisiones al estándar 4K u 8K el volumen de datos crezca notablemente. 

Theresa Bobis, Regional South Europe Director en DE-CIX, sintetiza estos cambios. "Estamos pasando de un modelo multijugador en línea que solo necesitaba enviar datos de juego básicos como la posición o las acciones del jugador, a partidas que se ejecutan en servidores remotos y envían gráficos y vídeos en alta calidad mediante streaming". Según Bobis, "el volumen de datos es muy superior y las compañías deben prepararse para minimizar la latencia, que en términos de interconexión se refiere al tiempo que tarda esa información en ir y volver desde el data center hasta el dispositivo del usuario". 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios