Networking | Artículos | 01 ENE 2008

Altran concentra sus actividades en dos empresas independientes

CIS y Technologies
Juana Gandia.
El Grupo Altran ha integrado en España todas sus empresas en dos entidades jurídicamente independientes: Altran CIS y Altran Technologies. Tras la fusión, el Grupo espera crecer entre un 10 y un 15% anual hasta 2012.

El Grupo Altran ha concentrado sus empresas, que hasta ahora operaban de forma independiente, en dos sociedades con entidades jurídicas propias, siguiendo un proceso de reestructuración adaptado a los requerimientos de cada país. Así, primero en Francia y ahora en España, se ha acometido la concentración y posterior fusión de todas las compañías del Grupo en CIS (Organización y Sistemas de Información) y Technologies (Tecnología e Innovación). “Un proceso global de integración de todas las compañías podría llevar a situaciones complicadas o erróneas. Por ello, se ha actuado de acuerdo a las necesidades locales”, explica Alfonso Martínez, director general para España de Altran Technologies. En Estados Unidos y Alemania se continúa con la disgregación de empresas, que siguen actuando de forma independiente. “En Italia, el Grupo también opera a través de su red de compañías. Sin embargo, en un futuro se irá tendiendo a lo que se está haciendo en Francia y España”.

De la autonomía a la fusión
Altran comenzó su andadura hace un cuarto de siglo con un modelo de negocio basado en la adquisición de empresas de valor añadido que, una vez anexionadas al Grupo, actuaban de forma independiente y sectorial. De esta forma, su estructura alcanzó las 160 entidades, cada una con su propio nivel de autonomía; incluso competían entre sí. Pero este modelo, “que sirvió para abrir mercados, llegó un momento en que se agotó, ya que no respondía a las necesidades de los clientes. Según maduran los mercados, es preciso aportar soluciones cada vez de más valor, y eso resulta más complicado para las empresas pequeñas”.
Altran se introdujo en el mercado español en 1993, siguiendo el mismo modelo de negocio que en el resto de los países, llegando a contar, a mediados de 2006, con más de 20 empresas. A principios del pasado año, se decide iniciar un proceso de integración alrededor de dos divisiones, una de consultoría de organización y sistemas de información (CIS) y otra de ingeniería e I+D (Technologies). “Durante 2005 y 2006 hubo una remodelación muy fuerte, tanto a nivel organizativo como de estructura de empresas. Se produjeron microfusiones e incluso se procedió a la venta de alguna no considerada estratégica”. De este modo, la división CIS quedó integrada por cuatro empresas (SPOC-STE, Altran CIS, Sertec y S2) y Technologies por cinco (SDB, DSD, Unad, AGS y Media). Fuera quedaron algunas compañías de nicho que actualmente siguen funcionando independientemente bajo su propia marca, como Arthur D.Little, orientada al campo de la consultoría de dirección, Acie, Consultrans, CSI y Synectics.
Tras un periodo de transición, en enero de este año se decidió formalizar jurídicamente la situación y crear dos empresas dentro del grupo con entidad jurídica propia pero operando bajo una única marca. Así, el Grupo Altran España queda conformado por dos empresas: Altran Technologies y Altran CIS. “Uno de nuestros principales objetivos era conseguir una marca fuerte y eso es lo que hemos logrado con este proceso de integración. Ya no hay varias marcas pertenecientes a un mismo grupo sino una que representa a dos empresas recogidas bajo un gran paraguas. Ahora podemos cubrir toda la oferta del mercado. Tenemos una consultoría de estrategia, otra de organización y procesos, y otra de desarrollo de producto”.

Cruce de servicios y tecnologías
El proceso de fusión ha girado en torno a tres ejes clave, los mismos que forman la base del Grupo desde su creación y que, según Alfonso Martínez, justifican la integración: clientes, profesionales y accionistas. “Hemos tenido en cuenta el valor que aportaríamos como una única entidad, en vez de actuar como empresas separadas, aunque alienadas con una misma estrategia y perfectamente coordinadas. Por separado, pese a estar muy bien conectadas en red, se debilita la posibilidad de llevar todo el conocimiento disponible a cada cliente; juntas, sin embargo, aportamos más y mejores servicios, así como un mayor espacio de desarrollo a nuestros profesionales. Y creando un modelo que aporta valor a nuestros clientes y a nuestros empleados, también lo aportamos a los accionistas. Este cruce de servicios, experiencias y tecnologías, clave en nuestro negocio, nos ha permitido ganar cuota de mercado y nuevos proyectos”.
Tras la fusión, Altran España espera crecer entre un 10 y un 15% anual hasta 2012. “No hemos dejado de crecer, de mantener la rentabilidad de la compañía. El objetivo es seguir en la misma línea, ofrecer un espacio de desarrollo profesional fuerte para ser una empresa de referencia. El año pasado, sólo en la parte de Technologies hemos contratado 350 ingenieros. Pero esto no es suficiente. Tenemos que conseguir el liderazgo del mercado”.
La estructura de Altran España esta regida por un comité de dirección en el que, además de las direcciones de las dos empresas, están representadas las direcciones funcionales de finanzas, recursos humanos, y marketing y comunicaciones. También cuenta con un equipo de integración que fue creado para realizar todo el proceso de reestructuración y que seguirá operativo durante todo este año.
Altran CIS aporta el 52% del volumen de negocio y la misma proporción de profesionales, mientras que Technologies supone el 48% restante. Dentro de esta última, la división que aporta un mayor volumen de negocio (40%) es la de Telecomunicaciones, “donde mantenemos una cuota de alrededor del 3%, que si puede parecer pequeña, hay que tener en cuenta que se trata de un sector muy atomizado. El resto de divisiones representa un 20% cada una”.

Proyectos de telecomunicaciones
España, dentro del Grupo, se sitúa entre los cuatro primeros mercados, por detrás de Francia, Alemania e Italia. “En nuestro país se desarrolla el 7% de la consultoría tecnológica de Altran a nivel mundial y el 12% de la consultoría de procesos y sistemas de información”.
Globalmente, el grupo cuenta con 17.000 empleados, de los que 2.000 forman parte de la filial española, distribuidos por sus nueve delegaciones. “En nuestro país, Altran Technologies dispone de alrededor de 800 empleados, de los que 720 son consultores, y Altran CIS con 1.200. La primera tiene oficinas en Madrid, Barcelona, Sevilla, Vitoria y Albacete; y adicionalmente, CIS está presente en Valladolid, Valencia, La Coruña y Bilbao”.
Mientras que CIS se halla muy vinculada a la Administración Pública, Technologies está más orientada al sector privado, y, más concretamente, a los operadores. Sus principales proyectos están centrados en el desarrollo de nuevas redes y servicios, especialmente “en todo lo relacionado con el cuatro play. Trabajamos con la practica totalidad de los operadores principales y con proveedores de equipos como Ericsson, Motorola y Alcatel-Lucent. También estamos muy involucrados con los operadores móviles virtuales en el campo de la innovación y en el desarrollo de productos y servicios”.


Sin competidor

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios