Networking | Noticias | 24 AGO 2021

5 maneras de poner al día la conectividad empresarial

La integración de redes definidas por software, la IA, la nube, las herramientas de ciberseguridad, y nuevas opciones wifi y 5G pueden optimizar infraestructuras de red tradicionales.
redes
Redacción

El valor de las redes nunca ha sido tan importante para las empresas como es hoy en día; una tendencia que ha contado con los procesos de transformación digital facilitando con ello la aceleración de gran cantidad de iniciativas digitales, muchas de las cuales se han situado siete años por delante durante el periodo de la pandemia.

El impacto de la Covid-19 ha conseguido que muchas infraestructuras de conectividad empresariales se conviertan en empresas ‘network centric’, al haber implementado tecnologías emergentes de nube, movilidad y de internet de las cosas (IoT).

‘Todo’ definido por software

Las infraestructuras heredadas o legacy dificultan a menudo que los planes relacionados con una evolución en la gestión de los datos progresen ya que, cada cambio que tiene lugar en la red por pequeño que sea, obliga a reconfigurar cada dispositivo asociado. Esta situación podría llevar meses cuando las modificaciones han de pasar por transformar un negocio en una compañía digital.

Los sistemas definidos por software separan el plano del control de los datos, habilitando con ello el control centralizado del sistema. De esta manera, los ingenieros podrán realizar cambios desde una localización centralizada para propagarla a continuación por toda la infraestructura de red en tiempo real. La integración de sistemas definidos por software es vital para toda compañía que desee modernizar su plataforma de conectividad.

Abrazar las operaciones de IA

Ciertos volúmenes de datos pueden ser demasiado extensos para ser interpretados de manera inmediata y sin errores, incluso para los profesionales más experimentados. No obstante, los sistemas de operaciones de inteligencia artificial (AIOps) están constantemente monitorizando todas las operaciones que se realizan en la red, lanzando alertas frente a las más insignificantes anomalías que pueden llegar a originar problemas de rendimiento del sistema.

Una vez que la plataforma de red adquiere confianza en AIOps puede procederse a automatizar los cambios, pero la perfección no va a adquirirla de forma inmediata ya que el sistema de inteligencia artificial ha de aprender. Los expertos recomiendan comenzar a hacer uso de la IA integrándola en las zonas más críticas de la red --wifi y SD-WAN—y llevar a cabo la expansión a partir de dichos puntos.

Hacer uso del poder de la nube

Cloud computing ha transformado por completo el universo IT a excepción de la red. Mejoras a nivel computacional, de almacenamiento, de desarrollo de aplicaciones, incluso la ciberseguridad aplicada a la nube proporcionando niveles superiores de rendimiento y una mayor agilidad a la hora de escalar.

Ha llegado el momento de modernizar la red mediante procesos de desacoplamiento del software de la capa de hardware, lo cual permite la centralización de la red. En los inicios de los ciclos definidos por software, las aplicaciones estaban centralizadas por los controladores on premises, pero la mayoría de fabricantes también ofrecían la posibilidad de la nube porque ofrecía una serie de ventajas como la gestión de los datos desde cualquier punto de la red proporcionando a la vez una visión holística de la infraestructura al completo.

Actualizar la red con tecnologías wifi 6, wifi 6E, y 5G

La llegada del video ha estresado completamente a las redes ‘wifi’ heredadas, lo cual afecta a la calidad de las reproducciones. Hoy en día, la oferta de soluciones wireless es tan amplia que puede causar cierta confusión. La tecnología wifi 6 parte del wifi 5 y aporta un buen número de herramientas que reducen la congestión, mejoran la vida de la batería y amplían el rango. Pero wifi 6 no es compatible con versiones anteriores.

La seguridad como elemento esencial de la red

Uno de los aspectos más controvertidos de la conectividad tiene lugar en los cientos, sino miles, de puntos de entrada de que dispone, que parten de aplicaciones SaaS o túneles VPN, pasando por accesos de terceros en redes wifi. Otro punto de complejidad en aspectos relacionados con la seguridad reside en el número creciente de herramientas de ciberseguridad.

Un modo de proporcionar una mayor seguridad en la infraestructura corporativa consiste en incrustar los mecanismos de ciberseguridad en la propia infraestructura de red como si se tratase de un servicio de nube, conocido como SASE (secure access service edge), permitiendo que el negocio disponga de un elevado nivel de ciberseguridad en toda la infraestructura de red de la empresa, incluidos los equipos domésticos que los trabajadores utilizan en sus casas para teletrabajar.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios