Mundo profesional | Artículos | 01 ENE 2009

Un año por delante

Todos estamos de acuerdo en lo esencial: virtualización, cloud computing, Green IT, el software como servicio y los servicios gestionados, entre otros movimientos, seguirán en la palestra los próximos 12 meses.

Predecir eso no tiene gracia; ni siquiera es predecir. Tiene más de ejercicio de notario que de experto. Por ello, de todas las publicadas hasta ahora nos quedamos con dos prospectivas, y por diferentes razones. La primera ni siquiera está firmada por analistas, sino por varios redactores de distintas partes del mundo de nuestro servicio interno de noticias IDG News Service. En formato de reportaje, parte de una premisa básica: si siempre es complicado adivinar el futuro, aunque sea a cortísimo plazo, en los tiempos que corren mucho más. Es decir, a partir de ese argumento inicial, todo lo demás que sigue en el artículo queda entre un paréntesis que se acaba de abrir pero que no sabemos cuando se cerrará. Apoyándose en la opinión de expertos y profesionales, los autores del reportaje nos recuerdan que la economía seguirá protagonizando las noticias durante buena parte, sino todo, 2009, y que el impacto de la recesión se dejará sentir en casi todos los segmentos del sector. Por ahora, las esperanzas están puestas en 2010, pero, como concluyen nuestros colegas, en realidad nadie sabe lo que pasará hasta que pase. Dicho esto queda dicho todo.
La segunda predicción la hizo hace unas semanas Yankee Group en el transcurso de una presentación sobre las tendencias para 2009 y se centra en el mercado de móviles. Partiendo de que la crisis afectará negativamente a la demanda de smartphones –justo lo contrario de lo que dicen casi todos– la firma consultora asegura que los usuarios se irán decantando progresivamente por servicios móviles de bajo coste. Y, entre otros, cita como ejemplo ya constatable de esta evolución a escala mundial a Yoigo, “que ha incrementado un 13% su base de clientes durante el tercer trimestre de 2008, frente a la media española, que ha sido de sólo un 1%”. De continuar esta tendencia, los operadores móviles dominantes tendrán que mover ficha si no quieren renunciar a perder ingresos en el segmento más bajo de la demanda, donde el negocio está en sumar muchos pocos.
Y aún más. Llevando el sentido común a su extremo lógico, Yankee Group cree que los operadores, en un momento de enfriamiento de la demanda, sentirán en sus resultados el efecto de sus “generosos subsidios” a smartphones como el i-Phone, el BlackBerry Storn o el G1. Un modelo de negocio que, en opinión de la consultora, acabará agotándose porque sólo favorece a los fabricantes de terminales móviles inteligentes, como Apple o RIM, no a los operadores. Se acabó lo que se daba. Por ello, Yankee Group aboga por la colaboración de toda la industria para la creación y puesta en marcha de un modelo de negocio que sea beneficioso para todo el ecosistema. El que no tenga todavía su smartphone a precio de saldo que corra.
Finalmente, de nuestra cosecha añadimos otras dos pinceladas a los grandes pronósticos para 2009 que seguro que nos tendrán entretenidos los próximos meses: la regulación y sus consecuencias de las nuevas redes de acceso y el “cloud computing show”. Esta última porque empieza a entrar en una dinámica de marketing salvaje que, además de añadir confusión, acabará desnaturalizando el concepto original y, en un “vale todo”, lo hará permeable a casi todo tipo de ofertas de servicios en red. Las redes de fibra porque, ahora que la Comisión Europea y la CMT han acercado posiciones para regular su despliegue, Telefónica pone de nuevo todo patas arriba y asegura que, si se le obliga a compartir infraestructuras con sus competidores, no invertirá en estas nuevas redes. ¿Quién contraatacará ahora?



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios