Mundo profesional | Noticias | 09 MAR 2021

"Somos capaces de proporcionar una infraestructura de borde unificada"

Keerti Melkote, presidente y fundador de Aruba, habla de las redes futuras, la computación de borde y el 5G.
Aruba Smart Conference
Jon Gold

Cuando HPE compró Aruba en 2015, el entonces presidente y CEO de Aruba, Dominic Orr, declaró que su empresa había adquirido efectivamente HP Networking. El rendimiento de Aruba desde entonces ha confirmado en gran medida la predicción alcista de Orr, ya que la compañía se ha convertido en la fuerza impulsora de los esfuerzos de redes empresariales de HPE, y ha aumentado drásticamente su cuota de mercado, expandiéndose más allá de sus raíces como un proveedor de redes de campus de tamaño medio para convertirse en un competidor de Cisco.

Con los informes de ganancias más recientes de HPE, que muestran que la división de Aruba ha registrado 806 millones de dólares en ingresos durante el primer trimestre fiscal de 2021, un 12% más que el año anterior, Keerti Melkote, presidente y fundador de Aruba, se sentó con Network World para hablar sobre la arquitectura de red, las tecnologías de la competencia y más.

Ante la pregunta de cuál es el mayor reto para los equipos de redes empresariales en 2021, Melkote considera que el primero, en su opinión, es el hecho de que la fuerza de trabajo ha sido remota durante los últimos 12 meses, y en el futuro previsible, van a [seguir] siendo remotos. “Pero, cuando vuelvan, el modelo híbrido estará en su lugar. Las redes nunca se diseñaron con esto en mente; se diseñaron para que las personas estuvieran en la oficina y quizás se conectaran periódicamente a través de una VPN. El reto es, ¿cómo se apoya eso? Y la seguridad es una parte importante de la respuesta”, confiesa.

"Hay una gran diferencia entre cómo se construían las redes en el pasado y cómo se van a construir en el futuro. En el pasado, la infraestructura se ubicaba en una casa de cristal en el centro de datos y luego se establecía una red de área amplia para que los trabajadores pudieran acceder a ella. Ahora, todavía tienes el centro de datos, por supuesto, pero también tienes nubes. El terreno de las aplicaciones ha cambiado", prosigue Melkote.

Por otro lado, las empresas de telecomunicaciones se han mostrado optimistas sobre el potencial del 5G para dar servicio a grandes partes de la red empresarial, incluyendo algunas que tradicionalmente han sido atendidas por Wifi. ¿Le preocupa que Aruba se vea perjudicada? "No, en absoluto. La realidad es que el marketing de LTE era el mismo, y no es el caso [que 5G vaya a sustituir a Wi-Fi]. 5G será genial, y súper rápido, pero la realidad es que están utilizando las mismas ondas de radio y el mismo espectro. Si entras en un edificio a veces, la penetración de esas ondas de radio no es tan grande”, estima su presidente y fundador.

Así que, en su opinión, el Wifi 6 tiende a ser la conexión principal en interiores, “y la buena noticia es que aquel estándar forma parte de la arquitectura 5G/RAN, por lo que, como suscriptor de 5G, no es necesario contar con la experiencia de conectarte exclusivamente a la red 5G. Nuestra tesis es que utilizarás ambas", confiesa Melkote.

Ante la pregunta de si Aruba maneja planes para simplificar el proceso de adquisición y de incorporación para los clientes, dado su catálogo de productos, que incluye tanto sistemas de gestión locales como Aruba Central, una suite de control y visibilidad basada en la nube y de un solo panel para la gestión de la red, Melkote confiesa que "teníamos controladores que se desplegaban dentro de una red, una arquitectura que daba prioridad a los móviles. A medida que evolucionamos hacia la nube nativa, tenemos una plataforma de servicios en la nube. Los puntos de acceso seguirán estando en el edificio, pero el control y la gestión vivirán en la nube, y será coherente y, de hecho, más rica que los sistemas operativos que tenemos ahora"

En consecuencia, "y en última instancia, sólo hay dos partes para el cliente. Una parte es cuando el cliente tiene que permanecer en las instalaciones, ya sea por razones de seguridad o de regulación. En esas circunstancias, seguiremos dándoles soporte con una oferta On Premise modelada según la nube. Si tienen un contrato con Aruba, podrán migrar a la nube. La base de ambas vías es Aruba Central, y lo que ofreceremos es Aruba Central [consola de monitorización de red] en la nube o en las instalaciones".

Lo que está claro es que, según la mayoría de los analistas, a Aruba le va bastante bien como proveedor de servicios de borde, incluso cuando ese mercado sigue evolucionando. Entonces, ¿qué diferencia su oferta en ese ámbito de la de sus principales competidores? Melkote no tiene dudas al respecto: "Dell no tiene una ventaja; vende servidores, pero eso no constituye una historia de ventaja. Cisco es, obviamente, un jugador de redes con capacidades de red de borde, pero no tienen la computación y el almacenamiento que podemos poner sobre la mesa con HPE. Tenemos una oferta unificada con Aruba ESP, somos capaces de proporcionar una infraestructura de borde unificada. Con Cisco tienes que elegir entre DNA [automatización de red local] o Meraki [gestión de red basada en la nube], y son muy diferentes, no puedes mezclarlas. Son hardware y software diferentes. No es fácil migrar de uno a otro. Diría lo mismo de los proveedores más pequeños, como Juniper Mist".



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios