Mundo profesional | Artículos | 01 DIC 2007

Simo: pitos y aplausos

Como viene siendo habitual en los últimos años, los resultados de Simo han provocado división de opiniones sobre el número y perfil de los visitantes, y sobre la propia concepción y naturaleza de la convocatoria. Lo que para unos ha sido un éxito para otros ha resultado, sino un fracaso, sí decepcionante.
La organización de Simo se muestra satisfecha con los resultados de la última edición de la feria, que se ha cerrado cumpliendo expectativas. Un total de 291.000 visitantes pasaron por la edición de este año, de acuerdo con el balance provisional ofrecido por Feria de Madrid, “un índice de asistencia similar al del año pasado”. No obstante, los organizadores estiman que, a la espera de los datos oficiales, todavía no publicados al cierre de este número, este año ha habido mayor asistencia de profesionales debido a la nueva segmentación temática introducida en el evento.
Prueba de ello es que el pabellón Empresa, que ha englobado las conferencias sobre Web 2.0 y DocuSimo, así como la jornada de Aedoc (Asociación Española de Documentación Digital), que han versado sobre los aspectos relacionados con el tratamiento de los documentos digitales, ha sido uno de los más concurridos.

“Falta carisma, falta glamour”
Estas iniciativas, así como otras como Espacio Vivero para fomentar la innovación empresarial, o las jornadas sobre la internacionalización de las empresas españolas organizadas por el ICEX, al igual que el Foro Internacional de Contenidos Digitales (FICOD), han hecho que, en opinión de los responsables de SIMO, “haya pasado de ser una feria empresarial, a ser un acontecimiento con capacidad para aglutinar distintos eventos”.
El optimismo de la organización de Simo contrasta con la opinión de algunos expositores, como Toshiba, que convocó a la prensa para hacer balance de su presencia en la pasada edición. “Simo nos supone un importantísimo esfuerzo humano y económico, y si en 2008 no mejora la calidad de sus contenidos y, con ello, el número de visitantes, nos replantearemos estar presentes en la feria”, afirmaba con contundencia Alberto Ruano, director general de Toshiba. Ruano reclama de Ifema “un mayor esfuerzo para mejorar la calidad de los contenidos de Simo, aumentar los visitantes y traer a la feria personalidades de alto nivel, algo que hemos echado en falta, al igual que una mayor presencia por parte de las Administraciones Públicas, que tienen mucho que decir en materia de TIC (…) A Simo le falta carisma, le falta glamour… Aún así, queremos ser optimistas y esperamos que éste sea un punto de inflexión hacia una mayor calidad”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios