Mundo profesional | Noticias | 13 JUL 2021

Los servicios de aprendizaje automático e inteligencia artificial del IoT, en alza

Según ABI Research, se estima que crezcan a una tasa anual del 40% hasta alcanzar los 3.600 millones de dólares de ingresos en 2026.
Aprendizaje automático
Redacción

La próxima ola de desarrollo de la analítica del Internet de las Cosas (IoT) convergerá plenamente con el ámbito del Big Data. Al mismo tiempo, el valor de la tecnología se está desplazando más allá del hardware y del middleware hacia la analítica y los servicios de valor añadido, como el aprendizaje automático (ML) y la inteligencia artificial (AI).

Son conclusiones del estudio IoT Data-Enabled Services de ABI Research: Value Chain, Companies to Watch y el informe de análisis de aplicaciones Cloud Wars, de ABI Research. La consultora estima que los servicios de ML e IA crecerán en el ámbito del IoT con una tasa de crecimiento anual de casi el 40%, alcanzando los 3.600 millones de dólares en 2026.

Si bien el COVID-19 afectó a muchos sectores, el mercado de análisis de datos del IoT se ha visto menos afectado. De hecho, muchos de los nuevos proveedores de análisis de datos nativos en la nube se han beneficiado de la pandemia. "Dado que las industrias están haciendo la transición a "todo a distancia", las soluciones listas para usar para la supervisión remota, la gestión de activos, la visibilidad de activos y el mantenimiento predictivo tienen una gran demanda y ejemplifican la aceleración del mercado. Los proveedores ahora están facilitando el acceso a los conjuntos de herramientas de ML e IA a través de diferentes opciones de implementación en el borde, en las instalaciones y en la nube, y a través del consumo utilizando la plataforma como servicio (PaaS) y el software como servicio (SaaS)", explica Kateryna Dubrova, analista de investigación de ABI Research. "Con todo, la pandemia de la COVID-19 puso de manifiesto la importancia de las soluciones de despliegue rápido, como el SaaS agnóstico al hardware", prosigue.

Empresas como AWS, C3 y Google también han tenido éxito en la promoción de sus productos y capacidades analíticas (conjuntos de herramientas y entorno) mediante la creación de repositorios centralizados para los datos de COVID-19. Actualmente, estos lagos de datos son públicos y no se monetizan. Sin embargo, se espera que estas empresas intenten utilizar los lagos de datos para crear productos que se vendan al mercado sanitario en el futuro. Desde el punto de vista tecnológico, los lagos de datos podrían ser el primer paso para crear y probar la visibilidad de los datos y los servicios de análisis en flujo. Y es que, si algo ha demostrado el COVID-19 son las ambiciones de la industria sanitaria de la nube pública, que se está expandiendo a la industria farmacéutica, la biomedicina y la telemedicina.

Puede que el Big Data y la analítica de datos no tengan un remedio para el virus, pero las tecnologías habilitadas para el IoT han demostrado ser esenciales para disminuir la ansiedad del público, para controlar a los pacientes y para preparar la infraestructura para nuevos brotes. "El uso de la IA y el ML se ha acelerado durante la pandemia; sin embargo, los proyectos de IA de nueva creación han experimentado una importante desaceleración. La IA y el ML en el IoT están en su fase de adopción temprana, la falta de desarrollo de infraestructuras habilitadas para datos impidió la rápida adopción del aprendizaje automático a nivel operativo cuando se aceleró el COVID-19", concluye Dubrova.

 

 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios