Mundo profesional | Artículos | 01 ENE 2009

Los ingenieros de informática siguen reclamando sus "derechos"

El Tratado de Bolonia ha traído innumerables movimientos estudiantiles que protestan contra una posible privatización de las carreras universitarias. A esto hay que añadir el descontento existente entre los ingenieros de informática, que ven peligrar las atribuciones de su titulación. Este colectivo, que ha protagonizado protestas que se han repetido por toda la geografía española, demanda que el Ministerio de Ciencia e Innovación marque directrices específicas para las titulaciones de ingenierías técnicas e ingeniería en informática. Asimismo, pide que se elabore un proyecto de ley que regule las atribuciones profesionales del sector y que se creen consejos generales de colegios de ingeniería e ingeniería técnica en informática.
Mientras que el Gobierno parece querer prescindir de esta titulación, el mercado laboral sigue demandado cada vez más profesionales relacionados con esta ingeniería. Una demanda que ha provocado que muchos universitarios se adentren en el mundo laboral antes de acabar sus estudios. Para solventar el problema, el Consejo Europeo de Sociedades Profesionales de Informática puso en marcha el programa EUCIP (European Certification of IT Profesional), que tiene como objeto implantar en el ámbito europeo un certificado profesional y un esquema de desarrollo de competencias profesionales para los informáticos, sean titulados o no. La iniciativa ha llegado a España de la mano de ATI, Comfia de CCOO y Élogos, que han constituido la Fundación Eucip España, destinada a organizar e impulsar esta certificación europea en nuestro país. La certificación EUCIP acredita que el profesional posee el perfil adecuado para un determinado puesto. Además orientará a los trabajadores sobre la formación complementaria que necesitan y la experiencia mínima que se requiere para conseguir el certificado.
Sin embargo, la iniciativa de la Fundación Eucip no ha sido bien acogida por el colectivo de ingenieros. Así lo pone de manifiesto Jacinto Canales, secretario general de la Comisión de Creación del Consejo de Colegios de Ingenieros en Informática: “lo que se está proponiendo es el modelo anglosajón para el ejercicio profesional, que consiste en que asociaciones privadas, sin control por parte de organismos oficiales, impongan un estándar de facto en el mercado. En el modelo educativo y social español, son las Universidades las que han sido facultadas para formar a los futuros profesionales de las distintas materias y a los colegios profesionales para que faculten el ejercicio de la profesión. Es curioso que una entidad como ATI, que se ha mostrado desde siempre contraria a la creación de colegios profesionales de ingenieros en informática, quiera suplantar la existencia de éstos por fundaciones privadas”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios