Mundo profesional | Noticias | 10 DIC 2018

La relación de Huawei con el gobierno estadounidense se complica

La detención en Canadá a petición de Estados Unidos de Meng Wanzhou, CFO de la teleco, y la posibilidad de que la extraditen a este país añade nuevas tensiones a una situación ya bastante enturbiada.
Meng Wanzhou Huawei
María Ramos

Este lunes vuelve a estar citada la CFO de Huawei, Meng Wanzhou, en una corte canadiense para intentar quedar libre bajo fianza. La responsable financiera de la teleco china era detenida el pasado 1 de diciembre a petición de las autoridades de Estados Unidos mientras realizaba un cambio de vuelos en en Vancouver. La justicia de Washington le acusa de vulnerar las sanciones que el gobierno de Trump ha impuesto en las relaciones con Irán.

La CFO de Huawei, quien es además la hija del fundador de la compañía, Ren Zhengfei, y se le considera su heredera, se enfrenta a una extradición a suelo estadounidense por, supuestamente, haber engañado a bancos multinacionales sobre el control que su empresa tenía de una compañía que opera en Irán. Esto habría puesto a las instituciones financieras en riesgo de violar las sanciones de los Estados Unidos. La finalidad última era, según las investigaciones de las autoridades estadounidenses, sacar dinero de Irán a través de los bancos

El pasado viernes, Meng se presentaba por primera vez ante la corte encargada de decidir sobre su fianza, alegando a su favor distintos problemas de salud e insistiendo en su inocencia, explica la agencia Reuters. La CFO de la teleco se comprometía a acudir ante la justicia de Estados Unidos si era citada en este país. Después de seis horas de argumentos tanto por su parte como por la de la justicia canadiense, quedaban emplazados para este lunes. 

Este nuevo episodio vuelve a enturbiar las relaciones entre China y Estados Unidos, que se habían relajado tras la tregua en la guerra comercial que firmaban sus máximos dirigentes, Donald Trump y Xi Jinping, en la cumbre del G20 el pasado 2 de diciembre en Buenos Aires. El gobierno de Pekín ha entrado en la polémica sobre la detención de Meng, que Canadá oficializaba el día 6 de diciembre, llamando a los embajadores canadiense y estadounidense para protestar por la detención, explica la agencia Xinhua. Alegan que es una violación de los derechos de una ciudadana de su país y emplazan a las fuerzas canadienses a su liberación inmediata o, dicen, responderán a las acciones de estos gobiernos. 

La relación de Washington con Huawei lleva tiempo deteriorándose. La administración Trump iniciaba hace unas semanas una campaña para intentar persuadir a sus aliados extranjeros de que evitasen el despliegue de tecnología de Huawei, en un momento en que la teleco china se está posicionando como una de las principales proveedoras internacionales de 5G. Oficiales estadounidenses manifestaban sus preocupaciones sobre la posibilidad de que esta tecnología se emplease para espiar a otros países o como posibles puertas de entrada a ciberataques, informaba el diario The Wall Street Journal. La compañía respondía entonces con un comunicado en el que se decía "sorprendida por los comportamientos del gobierno de Estados Unidos". Otros países, como Australia, habían ya puesto trabas a la entrada de herramientas 5G de Huawei, advirtiendo sobre posibles problemas con las leyes locales. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios