Mundo profesional | Artículos | 01 ENE 2009

La inversión se convierte en decisiva en momentos de crisis

Dialcom ha elaborado una serie de consejos para que las empresas puedan afrontar el actual marco económico internacional que seguirá vigente en 2009, cuyos elementos claves pasan por la innovación y la reducción de costes en busca de una optimización total de los recursos. Uno de los primeros puntos que Dialcom destaca se fundamenta en la implantación de un sistema de comunicaciones que unifique en una sola aplicación todos los procesos habituales de la compañía (teléfono, fax, mensajería instantánea, vídeo...), lo que permitirá reducir costes e incrementar la productividad de los empleados. Las herramientas de comunicación unificadas permiten que las empresas sean más eficientes en el ahorro de costes y en el entorno de trabajo cotidiano. Según la compañía, las conference calls evolucionarán a procesos de negocio colaborativos donde las empresas podrán integrar todas sus comunicaciones.
Este proceso traerá un aumento considerable del teletrabajo, ya que dichas soluciones aportan grandes ventajas a las empresas, clientes y empleados, al mejorar la productividad y reducir el absentismo laboral. Para los empleados, el teletrabajo permite equilibrar la vida personal con la profesional, aumentando su motivación y reduciendo el absentismo. Para la empresa supone un importante ahorro de costes inmobiliarios por la liberación de espacio en las oficinas, además de costes de parkings, comida, desplazamientos, etc.
La reducción del consumo energético es otro de los elementos claves. Dialcom recuerda que, según la consultora Gartner, en 2009 el 70% de los centros de proceso de datos de las empresas más importantes tendrán que ser renovados o ampliados. Este factor de actualización, sumado al creciente coste de la energía eléctrica y la falta de espacio, conforman algunos de los problemas a los que se enfrenten las empresas el próximo año. En este sentido las soluciones pasan por la utilización de servidores más eficientes para reducir el gasto energético o la apuesta por el software como servicio como otra forma de ahorrar costes y externalizar servicios.
Asimismo, en el actual clima de inestabilidad económica, las empresas deben reforzar sus políticas de seguridad para no verse sorprendidos por incidencias externas como accidentes, desastres naturales o malware, entre otros. Incidentes que pueden suponer un coste elevado, no sólo a nivel material, sino que también podrían dañar seriamente la imagen y reputación pública de la empresa. Para estar preparados, se deben revisar las políticas de seguridad para proteger los procesos de negocio y contar con planes de contingencia para poder recuperar los datos y restablecer las operaciones empresariales lo antes posible en casos de desastres, ya sean incendios, caídas de red, virus, ataques de hackers, errores de hardware/software, etc.
Por último, Dialcom apunta a la posibilidad de integrar servicios cloud computing, que engloban tanto las aplicaciones empresariales clásicas como las orientadas a usuarios domésticos. El cloud computing ayuda a reducir costes, ya que no es preciso instalar el software en cada ordenador de la empresa, ahorrando las licencias, gastos de instalación, mantenimiento, consultoría, etc. Además, posibilita el acceso simultáneo a los documentos en cualquier momento y lugar.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios