Mundo profesional | Noticias | 10 SEP 2021

La escasez de chips pone en aprietos a los proveedores de redes

El coste de los servidores y los equipos de los centros de datos podría aumentar considerablemente a corto plazo, según los expertos.
Chips, microchips, chip
Créditos: Laura Ockel (Unsplash)
Michael Cooney

Los proveedores de alta tecnología siguen luchando contra los problemas de la cadena de suministro y el aumento de los costes provocados por la actual escasez de semiconductores, según las declaraciones realizadas en la última ronda de convocatorias de resultados por parte de diversas compañías requeridas para la elaboración de esta noticia.

Como informó Network World el pasado mes de mayo, el COVID-19 desencadenó una explosión de la mano de obra a distancia en todo el mundo, lo que creó una demanda extraordinaria de nuevos equipos tecnológicos. También obligó a cerrar las plantas de procesamiento. Reiniciar esas plantas y renovar las cadenas de suministro a su estado anterior a la pandemia será un proceso largo, advierten los líderes del sector.

"Esto es lo peor que he visto. Y ha habido grandes altibajos. Y más que lo peor que he visto, creo que también va a ser prolongado", ha reconocido el director general y presidente de Arista, Jayshree Ullal, a los analistas en la reciente convocatoria financiera de la empresa.

Todo, desde la escasez de cobre y obleas hasta la mano de obra, la logística y el transporte, se ha visto afectado, ha apostillado Ullal. 

Los productos de campus, enrutamiento, conmutación y centro de datos se han visto afectados. "Y lo están a nivel de componentes", según Ulall. "Ahora, vamos a intentar absorber todo lo que podamos y compensar todo lo que podamos, y no trasladarlo a nuestros clientes si podemos evitarlo, excepto en niveles modestos".

Los plazos de entrega de los componentes se han duplicado aproximadamente con respecto a las normas anteriores a la pandemia. En particular, los plazos de entrega de los semiconductores se han ampliado hasta el rango de 40-60 semanas, según Arista.

"Las cosas están muy limitadas, pero creo que lo que ha sucedido es que la cadena de suministro mundial nunca planeó este gran desajuste en la oferta y la demanda", ha declaro Anshul Sadana, director de operaciones y vicepresidente senior de Arista. "Como resultado, cuando se produce una crisis, la gente trata de reservar con antelación y planificar para reconstruir las reservas, etc. Pero este no es un sector en el que se pueda reaccionar en un trimestre. Esto durará mucho tiempo".

La industria de los semiconductores prevé una posible recuperación en 2023. Pero quién sabe cuál será la demanda en ese momento, ha apostillado Sadana.

Parte del problema es que la capacidad actual de las fundiciones de semiconductores no es suficiente para satisfacer el reciente aumento de la demanda mundial, en opinión del analista de Dell’Oro Group Baron Fung.

"Se prevé que el coste de los servidores y otros equipos de los centros de datos aumente considerablemente a corto plazo, en parte debido a la escasez mundial de semiconductores", ha añadido Fung. "Un aumento de los precios medios de venta de los servidores podría acercarse al nivel de dos dígitos que se observó en 2018, que fue otro período de escasa oferta y alta demanda. Sin embargo, a más largo plazo, prevemos que la dinámica de la oferta y la demanda podría alcanzar el equilibrio y que las transiciones tecnológicas podrían impulsar el crecimiento del mercado".

 

Otros vendedores están informando de problemas similares

"Al igual que otros, estamos experimentando limitaciones en el suministro, lo que ha dado lugar a plazos de entrega prolongados y costes elevados", ha reconocido también Ken Miller, vicepresidente ejecutivo y director financiero de Juniper Networks. "Seguimos trabajando estrechamente con nuestros proveedores para mejorar nuestra capacidad de recuperación y limitar las interrupciones fuera de nuestro control en la medida de nuestras posibilidades. A pesar de estas acciones, creemos que los plazos de entrega prolongados y los costes elevados persistirán probablemente durante al menos los próximos trimestres. Aunque la situación es dinámica, creemos que tendremos acceso a un suministro de semiconductores suficiente para cumplir nuestras previsiones financieras para todo el año".

Extreme Networks está luchando contra las mismas condiciones, diciendo que la demanda está superando a la oferta para ciertos productos, lo que llevó a una cartera de pedidos récord para los productos que entran en el año fiscal 2022.

"Las restricciones de suministro están llevando a un mayor aumento de los costos de los componentes y el transporte al entrar en el primer trimestre", ha dicho Remi Thomas, director financiero de aquella compañía.

"Seguimos gestionando de forma proactiva la cadena de suministro, y nuestra relación estratégica con Broadcom nos está ayudando en este sentido. Es importante destacar que hemos conseguido compromisos de los proveedores que nos permitirán acelerar la entrega de productos y reducir la cartera de pedidos a partir del segundo trimestre", ha añadido Thomas.

También Cisco, en su presentación de resultados del tercer trimestre de 2021, reconoció estar viendo la mayor demanda de sus productos en casi una década, pero también está problemas de suministro de escasez de componentes similares a los de sus competidores. 

La buena noticia, según su consejero delegado, Chuck Robbins, "es que confiamos en superar esta situación, ya que hemos establecido acuerdos revisados con varios de nuestros proveedores clave. Creemos que estas acciones nos permitirán optimizar nuestro acceso a componentes críticos, incluidos los semiconductores, y atender a nuestros clientes satisfaciendo su demanda lo antes posible".



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios