Mundo profesional | Artículos | 01 SEP 2010

Innovación y ahorro de costes

Joan R. Barrera.
Los responsables de informática se enfrentan a una presión continua en sus empresas para reducir costes, con el objetivo de liberar recursos para otros departamentos. Aunque la solución más lógica parece ser la externalización de las TIC, esta opción genera dudas entre los directivos, que se muestran reacios a perder el control sobre los datos más sensibles o confidenciales. Se requiere un alto nivel de confianza entre la empresa y el proveedor para que los primeros se sientan seguros a la hora de encargar la gestión de los datos a proveedores externos.
Los servicios gestionados permiten a las empresas maximizar los beneficios y reducir los riesgos para su negocio, sin crear incertidumbres añadidas. Con este sistema no se externalizan procesos de negocio completos, sino determinadas funciones concretas de los recursos TIC mediante una serie de procesos muy definidos. De esta forma, la compañía mantiene el control sobre la información, se estrecha la relación entre empresa y proveedor, y se flexibilizan los periodos contractuales. Además, las garantías de calidad se basan en Garantías de Nivel de Servicio específicas para cada aplicación que el cliente puede adaptar a sus necesidades reales.
Esta operativa permite aprovecharse de las economías de escala, con menores costes, y mayor estabilidad para los procesos del negocio. El proveedor tiene la responsabilidad de invertir en nuevas tecnologías de manera que el cliente sólo pague por los servicios que realmente obtiene, lo que también facilita calcular el retorno de la inversión. Esta práctica ofrece importantes ventajas en términos de seguridad y flexibilidad, ya que el proveedor tiene la responsabilidad de toda la infraestructura básica: Las compañías pueden especificar con mayor exactitud la forma y el alcance de los servicios que quieren adoptar. Por otra parte, hay grandes beneficios medioambientales gracias al alto nivel de eficiencia energética con los que cuentan los Data Centres.
Debido a estas ventajas, se consideran los servicios gestionados como una de las principales áreas de crecimiento en el sector de las TIC. Colt cuenta con una red europea de 25.000 kilómetros y 19 data centres, de los cuales dos están en España (Barcelona y Madrid), de manera que se puede encargar de la seguridad, la disponibilidad y la continuidad de todos los procesos informáticos con unos niveles de servicios que incorporan una garantía económica.

Cloud Computing: Recursos TIC bajo demanda
La llegada de servicios basados en el concepto de cloud computing empresarial ha aumentado la flexibilidad de los servicios gestionados. Gracias a este modelo, los clientes no tienen que pagar por determinadas infraestructuras cuando no las utilizan. El proveedor pone los recursos a disposición de los clientes en función de sus necesidades reales. Cloud computing tiene todas las ventajas del software como servicio, y el Utility Computing, de manera que los clientes cuentan con acceso bajo demanda a las infraestructuras de TIC, así como a aplicaciones informáticas en función del número de usuarios reales.
Los beneficios económicos que proporciona cloud computing impulsarán una transformación importante en el sector de las TIC. Los proveedores de los servicios gestionados más innovadores ya ofrecen a sus clientes soluciones basadas en este concepto, como es el caso de la plataforma de cloud computing empresarial de Colt que funciona sobre su propia infraestructura europea, y que también permite a las empresas disponer de soluciones de cloud computing a través de una red protegida.
Corresponde al proveedor de servicios TIC decidir si el cliente necesita este tipo de soluciones, una infraestructura dedicada o la combinación de las dos. Para ello, antes de cualquier despliegue es necesario realizar un minucioso análisis de la situación con el fin de definir los objetivos del proyecto. En la siguiente fase de aplicación, se realizan pruebas adicionales para garantizar que el resultado final cumpla los requerimientos específicos del cliente.
El cloud computing será uno de los principales motores de crecimiento del sector TIC en los próximos años, y ayudará a las empresas a realizar la transformación necesaria para poder competir cuando la economía se recupere. En la actualidad numerosas empresas compiten en este nuevo negocio: fabricantes de software; proveedores de servicios de telecomunicaciones; compañías de hosting y proveedores de Internet. Por tanto, antes de tomar una decisión hace falta evaluar todas las opciones y decidir cuál ofrece las mayores garantías de seguridad, continuidad, asesoría y conocimientos técnicos, para que se convierta en un aliado y un socio a largo plazo.


Joan Ramón Barrera
Director de Servicios Gestionados de Colt Technology Services

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios