Mundo profesional | Noticias | 24 ENE 2019

Huawei saca pecho y presenta su primer dispositivo 5G

Tags: 5G Huawei
La compañía china anuncia su última tecnología mientras aumenta la lista de países que dudan si permitirle entrar en el despliegue de 5G.
Huawei 5G CPE Pro
María Ramos

En pleno momento de polémicas cruzadas, Huawei ha decidido dar un paso al frente. La compañía china ha sorprendido con la presentación de su primer smartphone 5G, el Huawei 5G CPE Pro, que ha introducido junto con el procesador que montará, el chip multimodal 5G Balong 5000. 

El teléfono tiene capacidad para conectarse tanto a redes 4G como 5G; además, al emplearlo con la tecnología Wi-Fi 6, se consiguen velocidades de hasta 4,8 Gbps. Con la red 5G, un vídeo en alta definición de 1 GB se descargará en menos de tres segundos y el 8K se verá con fuidez. Huawei señala que el dispositivo es idóneo para su empleo no solo en hogares, sino también en pequeñas y medianas empresas para conseguir un acceso de banda ancha súper rápido.

El anuncio ha llegado en medio del cuestionamiento a Huawei en el despliegue de 5G. Estados Unidos está presionando a sus socios comerciales y gobiernos afines para que sigan su iniciativa e impidan que la firma china participe en la implantación del nuevo estándar de comunicaciones móviles. Washington aduce que la tecnología de Huawei puede emplearse para el espionaje, y su discurso ha hecho que varios gobiernos se planteen poner coto a la marca china en los planes para 5G. 

Esta misma semana se conocía que Alemania podría unirse a este grupo de países, entre los que están algunos que ya han prohibido la tecnología, como Australia y Japón, y otros que están cuestionándoselo, entre ellos Reino Unido y Noruega. Liang Hua, presidente de Huawei, intentaba despejar las dudas durante el Foro Económico Mundial en Davos. "No representamos una amenaza para una futura sociedad digital", explicaba. "Estados Unidos no presentó ninguna evidencia para justificar su afirmación de que el equipo de Huawei colabore con el gobierno chino". Liang ha dejado claro que la compañía no piensa permanecer inmóvil ante esta situación. "Si Huawei se excluye de ciertos mercados y los clientes comienzan a rechazarlo, transferiremos las asociaciones tecnológicas a los países en los que somos bienvenidos y donde podemos tener una colaboración".

Aunque estos movimientos llevan fraguándose desde el pasado verano, la detención de Meng Wanzhou el mes de diciembre en Canadá supuso un nuevo punto de inflexión. Las autoridades arrestaban a la CFO de Huawei e hija del fundador de la marca a petición de Washington, que la acusa de posible fraude por los vínculos de la empresa con Irán. Meng lleva en libertad vigilada desde mediados de diciembre, esperando a que un tribunal canadiense resuelva sobre la demanda de extradición a Estados Unidos. 

Sobre este tema el embajador de Canadá en China, John McCallum, ha reconocido recientemente que Meng tiene un buen caso a su favor y podría evitar su traslado forzoso. McCallum cita entre estos factores positivos los comentarios de Donald Trump sobre su situación, según recoge el medio Business Insider

En una rara declaración pública, el CEO de Huawei, Ren Zhengfei, ha negado recientemente que su compañía integre las herramientas para el espionaje en su tecnología. "No hay leyes que requieran que una compañía en China instale puertas traseras obligatorias", ha explicado. "Nunca dañaría personalmente a mis clientes ni a mí mismo, y mi empresa no respondería a tales solicitudes".

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios