Mundo profesional | Noticias | 29 MAR 2019

Cómo dotar de conectividad de calidad a localizaciones de eventos masivos

La actualización de la infraestructura de red de IFEMA muestra cómo se puede reforzar la red móvil en localizaciones de especial densidad de conexiones.
IFEMA Madrid
Redacción

Se ha dicho y repetido en numerosos escenarios y ocasiones que vivimos en un mundo conectado. Ya no es solo que este sea el modelo actual de sociedad, es que esta conectividad sigue una tendencia ascendente que impulsará el crecimiento de conexiones, del volumen de datos y de dispositivos que se manejarán en los próximos años. 

Se calcula que en 2022 se moverán 4,752 zettabytes de datos mediante tráfico IP; de estos, el 20% —930 exabytes— se corresponderán con el tráfico generado a través de redes inalámbricas. Habrá 5.700 millones de usuarios móviles, aproximadamente el 70% de la población mundial. A nivel de dispositivos, se superarán los 12.300 millones de aparatos móviles conectados. 

Este escenario obliga a compañías y organismos a reforzarse para poder cubrir las necesidades de los usuarios, y no solo por la parte de los proveedores, que actualizan sus ofertas para asumir este crecimiento. Hay múltiples actores para los que la conectividad es un elemento esencial en su negocio. Es el caso, por ejemplo, de IFEMA. La institución ferial de Madrid ofrece sus instalaciones, que suman más de 230.000 metros cuadrados de superficie, para la celebración de eventos masivos de todo tipo. En el actual panorama de usuarios conectados, contar con una cobertura de calidad es un elemento esencial para dar buen servicio a estas citas. Más cuando parte de su calendario se cierra con hasta cinco años de antelación, lo que obliga a garantizar que esta capacidad podrá dar respuesta a las previsiones de crecimiento, como explican desde el organismo.

IFEMA ha renovado en los últimos meses su red para ofrecer WiFi de alta calidad de la mano de las firmas Cisco, como proveedor, y Dimension Data para la implantación. Se han instalado más de 1.250 puntos de acceso de la serie Aironet 3800 de Cisco, que soportan la tecnología 802.11ac Wave 2, la última certificación del rebautizado como WiFi 5. Este es el estándar en uso a la espera del despliegue del WiFi 6, y según explican desde el IFEMA con la tecnología actual se pueden alcanzar hasta 5.2 Gbps.

La nueva red se gestiona a través de Cisco Prime, que permite controlar el estado completo del servicio, tanto en las fases de planificación como instalación y durante el propio evento. Incluye una herramienta rápida y potente de generación de informes, útil a la hora de proporcionar los datos concretos a los clientes, que permite generar estos reportes transcurridos tan solo cinco minutos desde la finalización de la cita. Se está también trabajando en la implementación de las soluciones de seguridad y de ubicación, con la vista puesta en que estén en marcha en el segundo trimestre del año. 

La actualización de la red WiFi ha permitido realizar más de 6.000 conexiones simultáneas en un único pabellón sin necesidad de puntos de acceso de refuerzo. Además, la mejora de la infraestructura ha permitido ofrecer servicio de conexión inalámbrica a todos los asistentes, lo que a su vez revierte en beneficios para la institución, al facilitar medidas como el inicio de sesión social, el seguimiento de dispositivos o la obtención de información sobre preferencias y comportamientos de los usuarios. En general, para el IFEMA esto se traduce en una ventaja competitiva significativa respecto a otros recintos similares

El proceso se realizó durante los dos meses de verano de 2018, el periodo en el que habitualmente desciende la cantidad de citas en la agenda de la institución, y se movilizaron a más de 100 personas en su desarrollo. El proyecto ha supuesto un coste de 3,4 millones de euros



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios