Movilidad | Artículos | 14 FEB 2013

Toneladas de nieve no mermarán la productividad

Network World
 

Con la Península en alerta por el temporal de nieve y el viento polar, nevadas previstas en cotas anormalmente bajas y comunidades donde se esperan alcanzar los 20 centímetros de espesor, el riesgo del corte de carreteras acecha a lo largo y ancho de nuestra geografía. A menudo, esta eventual interrupción de las comunicaciones por carretera tiene como consecuencia que un número indeterminado de trabajadores no pueda desplazarse a sus puestos de trabajo ocasionando incalculables pérdidas en términos de productividad, horas de trabajo perdidas, lo que en suma afecta en negativo al negocio de las empresas.

Sin embargo, y gracias a las nuevas tecnologías de conectividad, que permiten establecer accesos remotos seguros a la red corporativa de la empresa desde cualquier lugar, ya puede caer la nieve, que no por ello caerá la productividad. Con políticas de acceso remoto a través de tecnologías Wi-Fi, cualquier trabajador puede llevar la red corporativa de su empresa allá donde se encuentre, ya sea un hotel, la estación de un tren, la sala de espera de un aeropuerto, o su propia casa. Por eso es importante que las compañías optimicen sus recursos adaptando sus infraestructuras a aquellas nuevas necesidades, como la movilidad, que pueden reportarles beneficios, mejora de la competitividad, un mayor aprovechamiento del tiempo de trabajo, y siempre con la garantía de que podrán establecer una conexión segura a sus redes corporativas.

Nieve en MadridLa llegada de nuevos dispositivos móviles está acelerando la transición hacia la era Post-PC. El fenómeno del BYOD está así reorientando los esfuerzos del personal TI en facilitar el acceso a la redes corporativa del personal a través de un entorno seguro. Por ello es prioritario que el personal TI cuente con el apoyo de un partner tecnológico experto que ofrezca soluciones de valor que permitan a las organizaciones extender las redes corporativas allá donde haya un trabajador con necesidad de acceso de forma segura.

Existen soluciones que permiten a cualquier compañía, sin importar su tamaño, unificar sus infraestructuras cableadas e inalámbricas. ¿Qué se consigue con esto? El acceso a la red corporativa de trabajadores presenciales, en remoto e incluso invitados con independencia de su ubicación o de con qué dispositivo se conecten. Ni qué decir tiene que los privilegios de acceso que garantizan la seguridad quedan vinculados a la identidad del usuario.

En este sentido, muchas compañías, aquellas innovadoras y con visión de futuro, ya están empezando a ver las amplias posibilidades que les ofrecen las arquitecturas inalámbricas, haciendo que el mercado empresarial del mismo crezca a muy buen ritmo. Una WLAN bien configurada y con calidad es capaz de identificar a cada usuario individualmente, detectar el tipo de dispositivo, el sistema operativo y las aplicaciones que tiene, y le aplica las políticas de seguridad y acceso apropiadas a la información contextual. Es, además, una solución bien dimensionada y adaptada a las necesidades de la empresa que le permite llegar a ahorrar hasta un 70%.

Con estas tecnologías, tanto los trabajadores en particular, como la empresa en general pueden despreocuparse del mal tiempo, ya venga en forma de granizo, diluvio o vendaval, ya que allá donde haya un trabajador con un dispositivo móvil, una conexión Wi-Fi y una solución de acceso remoto, todas las necesidades y compromisos de la compañía se verán satisfechas eficientemente.

José Tormo, country manager Iberia de Aruba Networks


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios