Movilidad | Artículos | 01 ABR 2010

Movilidad y negocio

Luis Río y Ignacio Álvarez.

Con retornos de la inversión rápidamente constatables, las soluciones wireless y de voz y datos móviles, y la convergencia de ambas con Internet y las redes fijas, abren nuevas formas de trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento. Empresas de todos los tamaños y sectores ven hoy en la movilidad una de las herramientas TIC más beneficiosas para el negocio. Los incrementos de la productividad, ahorros de costes y mejora del servicio al cliente en que fácilmente se traduce este tipo de proyectos justifican el interés creciente de las organizaciones por readaptar su actividad, sus recursos informáticos e incluso su cultura corporativa a estas tecnologías para proporcionar a sus empleados –y en determinados escenarios, socios y clientes– acceso ubicuo a la información. La movilidad no sólo permite acceder en tiempo real a la información necesaria para completar tareas y tomar decisiones, sino que además potencia la colaboración entre empleados y el contacto con el cliente para conseguir los objetivos de negocio. Su aplicación tanto a actividades de gestión como de ventas y soporte  está sentando las bases de un nuevo concepto de empresa más ágil y descentralizado, en sintonía con las tendencias económicas de hoy.   “No cabe duda de que asistimos a un proceso imparable de sustitución del teléfono fijo por el móvil impulsado por la propia demanda de los usuarios”, afirma Carlos Becker, director de Marketing de Productos de la Unidad de Negocio de Empresas de Vodafone España. “Estamos convencidos de que el futuro de las comunicaciones es móvil y seguimos trabajando y liderando la industria para impulsar la sustitución de fijo a móvil”. Un cambio que, en opinión de Becker, supone un avance hacia la innovación y optimización de los procesos de negocio. “La movilidad es una herramienta transparente que proporciona a las empresas ventajas competitivas y les permite incrementar la productividad en cualquier momento y lugar.

Las empresas son las únicas responsables de asumir el reto de la innovación y, por tanto, seguir integrando la movilidad como parte de su cultura organizacional”.

Mejora de la productividad
Si bien las ventajas que aporta la movilidad a la actividad empresarial se extienden prácticamente a todos los frentes, donde quizá resulten más evidentes es en la productividad de los empleados. Según Pilar Santamaría, directora de Desarrollo de Negocio para Movilidad Borderless de Cisco para la Región Mediterránea, “las organizaciones pueden aumentar su productividad al acceder a la red, la información corporativa y las aplicaciones en cualquier momento y desde cualquier lugar, con independencia del dispositivo utilizado (móviles, terminales IP inalámbricos, smartphones, netbooks, portátiles, PDA…). Según un estudio realizado por Cisco, la productividad puede aumentar en más de un 30% sólo mediante la implementación de una solución Wi-Fi empresarial; en el caso de aplicaciones logísticas el resultado es aún superior”. Otras mejoras son el ahorro de espacio de oficina, “de incluso un 20% mediante escritorios y oficinas virtuales”, y la reducción de costes por el teletrabajo.
Para César Martínez Noguerales, director de Marketing de Aastra Telecom, las mejoras en productividad son consecuencia directa del acceso seguro en tiempo real a los recursos corporativos y las aplicaciones de red. “En un entorno económico como el actual, la toma de decisiones en las empresas se centra en equilibrar al máximo la reducción de costes con un ajuste óptimo de la productividad. En el ámbito de las comunicaciones, ese equilibrio pasa por seleccionar plataformas que no sólo sean rentables en el momento de la adquisición, sino que además sean flexibles y permitan una escalabilidad a medio y largo plazo (…) Los sistemas de comunicación en movilidad permiten ahorrar costes de producción y mejorar la competitividad reduciendo los tiempos de espera entre departamentos, divisiones o con los propios clientes. Eso por no entrar en las oportunidades de negocio perdidas debido a sistemas de movilidad inapropiados, demasiado simples o demasiado complejos”. Como indica Martínez Noguerales, “todo eso es productividad y, en consecuencia, retorno de la inversión”.
De la misma opinión es Juan José Muñoz, director de Servicios y Proyectos de Infraestructura TIC de Alhambra-Eidos, para quien las ganancias en productividad son fruto de la optimización del tiempo y de la aceleración de la toma de decisiones. “La movilidad en la empresa aporta un acceso flexible a los servicios y la información, lo que permite optimizar el tiempo y acelerar la toma de decisiones. Esta ventaja se aplica sobre todo a perfiles que no permanecen estáticos en su ubicación durante la jornada laboral o que precisan acceso fuera de la oficina, como fuerza de ventas o personal preventa”.
Para Rubén Monjo, Country Manager de D-Link Iberia, las mejoras en productividad son exponenciales, incrementando la eficacia y los resultados de las empresas. “Entre las ventajas que ha promovido la adopción de la movilidad destaca por encima del resto el aumento de la productividad por empleado, el ahorro de costes y la facilidad de uso e implementación. Éste es uno de los grandes retos que afrontan actualmente las empresas, seguramente a la altura del ahorro de energía y respeto al medio ambiente, otro gran motor del mercado tecnológico actual”.

Colaboración integrada
La optimización de la productividad depende también de la colaboración mejorada que aporta la movilidad. “Las soluciones en movilidad deben estar perfectamente integradas con los sistemas informáticos de gestión o pedidos, los sistemas de localización GPS en el caso de flotas y servicios técnicos, o las centralitas telefónicas tradicionales. El sistema debe, en definitiva, permitir una comunicación inmediata, fluida y transparente para el usuario”, asegura Carmen Martínez Noguerales, de Aastra. Esta integración se produce tanto horizontal como verticalmente. “En el plano horizontal, las soluciones de movilidad brindan a los trabajadores de la empresa la posibilidad de colaborar activamente entre sí sin importar su localización geográfica o actividad dentro de la organización. En el eje vertical las comunicaciones móviles deben servir como vínculo permanente entre la compañía y su base de clientes y proveedores”.
Otra de las áreas que se ven positivamente afectadas por las ventajas inherentes de la movilidad son las relaciones con el cliente, tanto en su vertiente de atención y soporte como en la de servicio pre y post venta. Como todas estas actividades “requieren que comerciales, equipos de soporte y responsables de servicios estén en comunicación permanente con los clientes desde cualquier lugar, la movilidad juega un papel esencial. La proliferación de redes sociales web 2.0 y su integración con herramientas CRM ha sido el primer gran transformador de las relaciones con los clientes, ya que genera un feedbak mucho mayor en comparación con los CRM tradicionale

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios