Movilidad | Noticias | 28 MAR 2019

MÁSMÓVIL se suma a la conectividad en vehículos con Drivus

La nueva herramienta es el resultado de la colaboración del grupo de operadoras con Caser Seguros y RCI Bank and Services.
coches
Redacción

Nueva alianza de empresas de distintos sectores para impulsar soluciones de conectividad en automoción. El Grupo MÁSMÓVIL, Caser Seguros y RCI Bank and Services han colaborado en el desarrollo de Drivus, una herramienta con la que dotar al vehículo de conexión a redes y de servicios avanzados. 

Caser se ha encargado de la parte de integración, además de aportar su experiencia en el diseño de seguros y servicios innovadores. RCI Bank and Services proporciona su oferta de financiación y MÁSMÓVIL facilita la conectividad mediante su red móvil 4G.

La solución incorpora las últimas tendencias de movilidad, IOT, conectividad, gamificación y ‘big data, entre otras, para proporcionar una serie de funcionalidades a nivel de servicios, seguridad, conectividad y entretenimiento. Por ejemplo, estas dos últimas características vienen definidas por la inclusión de conexión WiFi a bordo, que hace que el coche tenga conexión permanente a internet y pueda comunicarse y recibir contenidos multimedia. 

Por la parte de servicios, Drivus permite detectar de forma preventiva averías, además de geolocalizar el vehículo, de enviar un duplicado de llaves en caso de pérdida o de extraer combustible si se ha producido un problema en su suministro. La solución también facilita la interacción con las redes de concesionarios y talleres oficiales y la señalización de rutas. Además, registra los hábitos de conducción de las personas al mando del vehículo y les ofrece soluciones de movilidad personalizadas en base a estas conclusiones. 

Dentro de la oferta en seguridad, la herramienta de MÁSMÓVIL, Caser y RCI cuenta con sistema e-call, que activa automáticamente el protocolo de emergencia en caso de accidente. Entre sus funciones está la detección inteligente de colisiones y la gestión proactiva del contacto con el 112. Además, tiene un servicio de alertas por desplazamientos no consentidos, tanto en caso de robos como de movimiento con grúa. 

Drivus funciona a través de una app y un ‘dongle’ o dispositivo electrónico que se conecta al puerto OBD del vehículo. A través de la aplicación se accede a los distintos servicios y funcionalidades, mediante un proceso que las compañías definen como sencillo. 

La solución forma parte de una serie de mecanismos encaminados a llevar la conectividad a los vehículos que no la integran de fábrica. En esta misma línea, Telefónica presentaba a finales del pasado año Movistar Car, con la que acceder a varios servicios en red. Los nuevos estándares de red están ganando peso en este escenario como partícipes en el auge de las comunicaciones en (o entre) medios de transporte por carretera; de hecho, la consultora Juniper apunta al 5G como el principal impulsor del parque de coches conectados.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios