Movilidad | Artículos | 01 MAR 2009

GSMA Mobile World Congress 2009: Mientras llega 4G

Con menos visitantes pero igual número de expositores, la edición de 2009 de la GSMA Mobile World Congress plantó cara a la crisis económica reuniendo una vez más a la industria mundial de la movilidad. Mientras llega LTE, en Barcelona se pudieron conocer los últimos avances en HSPA+ y WiMAX, así como el auge creciente de los smartphones en medio de una fuerte competencia entre plataformas móviles.
En un momento en que prácticamente todas las ferias y eventos de TI y telecomunicaciones están siendo víctimas de los efectos de la crisis económica, el último Mobile World Congress, que se celebró por tercera vez consecutiva en Barcelona del 16 al 19 de febrero bajo la organización de la GSMA, casi resultó inmune al virus del empequeñecimiento. Un casi que sólo afectó al número de visitantes. Y no drásticamente. Aunque la feria de la movilidad no logró en este apartado mantener las cifras de la edición de 2008 –cuando alcanzó su máximo histórico– tampoco se produjo un hundimiento alarmante. En concreto, de acuerdo con los datos oficiales, fueron 47.000 los profesionales que, procedentes de todo el mundo, acudieron a Barcelona, 8.000 menos que en 2008. De ellos, 2.800 fueron ejecutivos de las principales compañías de este mercado y representantes gubernamentales.
En cuanto al número de expositores, la feria consiguió repetir el mismo nivel que en la edición anterior, con un total de 1.300. De las grandes cifras de referencia, sólo se logró crecer en el número de metros cuadrados de exposición, que se elevó a 57.000, un 11% más que el año pasado. Un dato claramente positivo teniendo en cuenta la mala situación económica mundial, que ya está afectando al mercado de la movilidad.
En definitiva, la edición de 2009 volvió a concentrar el interés de todo el sector a nivel mundial. Y es que, pese a todo, la velocidad de innovación y capacidad de generación de negocio de las tendencias y tecnologías que suben cada año al escenario de Barcelona tienen interés suficiente para proyectarse por encima del medio plazo. Así lo expresó el ministro de Industria, Miguel Sebastián, en el acto de inauguración, destacando que España, contra lo que suele pasar en todo lo relacionado con las TIC, se sitúa entre los mercados líderes en penetración móvil. Según datos de la CMT, España cuenta ya con 50 millones de líneas móviles.

Nubarrones de fondo
Con todo, es de suponer que, al menos durante 2009, la movilidad también sufra el impacto del estado del mercado de telecomunicaciones en general. El mundo de los móviles se concentraba en Barcelona muy poco después de que se publicasen las últimas estimaciones sobre este mercado, donde queda reflejada la pérdida de fuelle de un negocio que hasta ahora parecía imparable. En cuanto a terminales, IDC pronostica un descenso de ventas de más de un 2% en 2009, la mayor caída sufrida desde 2001. Un bache que afectará al mercado de telefonía móvil en su conjunto, aunque la consultora cree que las ventas en el segmento de teléfonos inteligentes constituirá una excepción, ya que conseguirán aumentar casi un 9% a nivel mundial. No obstante, IDC prevé que el negocio vuelva a recuperarse en 2010, año en que se esperan crecimientos del 7,7%.
Por lo que se refiere a los servicios móviles, un reciente estudio de IDATE constata también la ralentización de este negocio, que, con un volumen de ventas estimado en 742,2 billones de dólares en 2008 –el 54% de los ingresos globales por servicios de telecomunicaciones en general– ya en ese año su velocidad de crecimiento pasó del 12% al 8%: aunque la base de clientes aumentó un 17%, los ingresos medios por usuario (ARPU) cayeron a 17,50 dólares al mes.
De alguna manera, el recorte de las previsiones de crecimiento iniciales para el presente año tenía que dejarse sentir en Barcelona, al menos en lo que se refiere a las expectativas de desarrollo de las más innovadoras tecnologías y servicios. Un parón que –según Frost & Sullivan– podría debilitar las inversiones destinadas a los servicios 3G más avanzados y a la incipiente 4G. Para la consultora, las condiciones actuales del mercado obliga a los operadores durante 2009 a esforzarse más en añadir valor a los servicios ya existentes que en lanzar funcionalidades avanzadas, como las de presencia, pago electrónico o de localización.

Avances en LTE
Si bien en LTE la mayoría de los operadores se limitaron a detallar sus calendarios de despliegue –por lo general, lanzamientos limitados que se realizarán durante 2010 como preparación de las iniciativas a gran escala previstas para 2011– Verizon Wireless quiso aprovechar la ocasión para anunciar la adjudicación a Ericsson y Alcatel-Lucent del despliegue de su red comercial LTE en Estados Unidos. Según Dick Lynch, vicepresidente ejecutivo y CTO de Verizon Wireles, joint-venture entre Verizon y Vodafone, la infraestructura estará operativa en 2010, meses antes que la que va a realizar TeliaSonera en el norte de Europa, en la que también está involucrada Ericsson. Estas redes permitirán alcanzar velocidades de transmisión de datos de 50 Mbps, aunque se prevé que la segunda generación de la tecnología 4G llegue hasta los 100 Mbps.
A las empresas adjudicatarias, Ericsson y Alcatel-Lucent, este proyecto les coloca en una privilegiada posición en el inicio del despliegue de las nuevas redes. Alcatel-Lucent precisamente, dentro de la oferta con la que acudió al Mobile World Congress, presentó un nuevo modelo de software para su solución eNodeB que permite una evolución suave a LTE. El módulo de software, ya en pruebas con algunos de los principales proveedores de servicios del mundo, estará disponible a mediados de 2009. Soluciones 4G y demostraciones de esta nueva generación de móviles estuvieron presentes en la feria con el protagonismo de un elevado número de operadores y fabricantes, Nokia Siemens y Nortel entre ellos.
LTE todavía queda lejos en las expectativas de los usuarios, incluso para los usuarios profesionales, más interesados en seguir un camino de evolución paulatina que garantice un mayor alcance y prestaciones de los servicios de datos de las actuales redes 3G. Por ello, en Barcelona se pudo oír mucho sobre HSPA+. Ericsson, por ejemplo, llevó a cabo una demostración de HSPA+ a velocidades de hasta 42 Mbps. En colaboración con el operador australiano Telstra, el fabricante sueco utilizó un router de banda ancha móvil, que puede ser utilizado en cualquier lugar que cuente con cobertura de banda ancha móvil, como domicilios, oficinas o lugares públicos. Gracias

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios