Movilidad | Artículos | 01 SEP 2007

El espectro GMS se abre a la 3G

Propuesta de la Comisión Europea
La Comisión Europea ha propuesto abrir el espectro reservado a las comunicaciones GSM para dar cabida a nuevos desarrollos de comunicaciones móviles como UMTS. De salir adelante, esta medida permitirá destinar a la 3G las bandas de 900 y 1800 MHz.

Bruselas quiere acabar con las restricciones impuestas en su normativa, creada hace 20 años, y abrir el espectro radioeléctrico reservado a GSM para que pueda ser utilizado por los operadores 3G. Esta iniciativa tiene como objetivo estimular el desarrollo del mercado de comunicaciones móviles de tercera generación. Así, los operadores europeos 3G podrán empezar a utilizar a partir de finales de este año las bandas de 900 MHz y 1800 MHz. Esta decisión, que todavía deberá ganar el apoyo del Parlamento Europeo y de los gobiernos nacionales de los 27 países miembros de la UE, podría ampliar el alcance de los nuevos servicios móviles potenciando el uso de teléfonos 3G, todavía un mercado de nicho en el Viejo Continente.
La Comisión Europea propone que se derogue la Directiva GSM de 1987 ya que considera que, si bien en su momento permitió el éxito del móvil en Europa, “hoy se ha quedado obsoleta por impedir que las tecnologías inalámbricas de nueva generación, más avanzadas, utilicen el espectro reservado actualmente a los servicios GSM”.
La Directiva GSM de 1987 exige que los Estados miembros reserven la totalidad de las bandas de 890-915 MHz y 935-960 MHz para esta tecnología celular, no permitiendo la entrada de otros sistemas paneuropeos capaces de prestar servicios avanzados interoperables de voz, datos y multimedia con un elevado ancho de banda. La banda de 900 MHz, contemplada en la Directiva, posee unas características de propagación que permiten la cobertura de zonas extensas a un coste inferior, por lo que se presta más a la cobertura de zonas rurales y menos densamente pobladas que las bandas de frecuencias más elevadas.
La derogación de la Directiva no significa que la Comisión vaya a eliminar los servicios celulares GSM sino que lo que quiere es que las frecuencias sean compartidas con otras innovadoras tecnologías inalámbricas como UMTS, que permite una mayor velocidad de transmisión que su predecesor. La propuesta se encamina ampliar el abanico de posibilidades que puede ofrecer el espectro, maximizando la competencia en el uso de las bandas cubiertas hasta el momento por la Directiva, pero garantizando al mismo tiempo la permanente coordinación de los servicios y protegiendo la continuidad del funcionamiento del GSM. La Comisión considera esencial proteger a los actuales usuarios de las bandas vecinas y tener debidamente en cuenta los futuros sistemas de comunicaciones aeronáuticas por encima de los 960 MHz, que desempeñan un papel importante para el logro de los objetivos de la política comunitaria en este sector. Para llevar a cabo este proyecto, la Comisión ha propuesto la realización de un nuevo documento legal que sustituiría a la normativa vigente en esta materia.

Más servicios, menor coste
Gracias a la ampliación de su espectro, los operadores podrán desarrollar y ofrecer más fácilmente y a menor coste tecnologías móviles innovadores como las que permiten el streaming de vídeo y las descargas de alta velocidad desde Internet, según la Comisión. Las estimaciones de la industria de comunicaciones móviles sugieren que, como resultado de este cambio, su gasto en capital acumulativo asociado a costes de red podría reducirse un 40% en cinco años. Actualmente, 3G opera en las frecuencias más elevadas, cuyas características de propagación son menos favorables que las de la banda de 900 MHz por lo que requieren mayores costes a la hora de realizar el despliegue de la red.
La determinación de la Comisión favorecerá el incremento de las opciones de servicios inalámbricos disponibles, así como ampliar la cobertura geográfica de la tecnología que los soporta, dado que las frecuencias hasta ahora reservadas a la tecnología GSM tienen un mayor alcance que las que actualmente pueden ser utilizadas para las comunicaciones 3G.


Un estándar europeo libre
------------------------------------
GSM opera en las bandas de 900 y 1800 MHz en Europa y Asia, zonas donde se ha convertido en el estándar dominante, y de 850 y 1900 MHz en Estados Unidos y América Latina. En Norteamérica, donde las bandas de 900 MHz y 1.800 MHz están reservadas a usos militares, se ha intentado imponer el estándar es CDMA, pero su cuota de mercado frente a GSM es cada vez menor.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios