Movilidad | Artículos | 01 MAY 2007

Castilla y León se abre a WiMAX

Juana Gandía.

La Comunidad Autónoma de Castilla y León ha desplegado una red privada inalámbrica con tecnología WiMAX de Alvarion. El proyecto, a cargo de Ambar Telecomunicaciones, persigue conseguir altos niveles de capacidad, escalabilidad y versatilidad, al tiempo que se reducen los costes por líneas alquiladas.

Desde los inicios de su historia tecnológica, la Junta de Castilla y León se ha preocupado por establecer redes de datos, pero no es hasta finales de la década de los noventa cuando se consolida su red corporativa, en la que, hasta hace dos años, convivían diferentes tecnologías. En esta primera red corporativa se utilizaban tanto líneas alquiladas de alta capacidad basadas en fibra óptica, como sistemas de acceso ADSL y líneas propias para unir los 1.165 centros que integran la administración castellanoleonesa. Una plataforma que no respondía a los nuevos requerimientos de disponibilidad, versatilidad y capacidad que imponían las necesidades actuales.


A fin de desplegar una nueva infraestructura de comunicaciones adaptada a las necesidades de la Sociedad de la información, en agosto de 2005, la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León adjudica a Ambar Telecomunicaciones la puesta en marcha de una nueva infraestructura que permitiera ofrecer servicios de comunicaciones fijas inalámbricas de banda ancha que cubrieran las carencias detectadas en la red hasta entonces desplegada. El objetivo era conseguir un mayor rendimiento a un coste menor que el de las líneas alquiladas convencionales. Para Alberto Martínez, responsable del Servicio de Red Corporativa de la Junta, “el despliegue perseguía aumentar la disponibilidad, capacidad y versatilidad de la red corporativa, reduciendo los costes de las líneas y servicios alquilados al operador. Así, se incrementaba el número de servicios, se ofrecía mayor escalabilidad, se mejoraba la atención al ciudadano y se acortaban los tiempos de provisión a todos los usuarios de la red”.

Ambar Telecomunicaciones se ha encargado íntegramente del proyecto, desde la planificación e instalación física a la parametrización de la solución, así como del soporte y mantenimiento. Tras valorar diversas alternativas, la compañía decidió licitar con tecnología WiMAX de Alvarion; en concreto, se eligieron las últimas versiones de los equipos Carrier Class OFDM sin línea de vista BreezeACCESS VL y BreezeNET B, que permitían solventar los problemas que presentaban las diferentes ubicaciones. Para Alberto Martínez, estas soluciones inalámbricas de banda ancha WiMAX del fabricante cubrían los requerimientos del proyecto, gracias a la posibilidad de realizar los enlaces sin línea de visibilidad y a su robustez frente a interferencias.

“La solución radio Carrier Class de Alvarion ofrecía la robustez que precisábamos, ya que de este equipamiento dependen las comunicaciones diarias de gran parte del personal. También se tuvieron en cuenta las posibilidades de conexión que ofrece, incluso sin línea de visión, como complemento o complementadas con otras tecnologías”. Además, aporta una gran variedad de funcionalidades de valor añadido, como un bajo retardo, políticas de calidad de servicio, limitación de ancho de banda, etiquetado de VLAN, diferentes niveles de seguridad o gestión centralizada… “Todo ello aporta la versatilidad y escalabilidad que las comunicaciones de una Administración Pública en acelerado proceso de modernización requiere”, comenta Alberto Martínez.

Proyecto en fases
La implantación se está realizando en varias fases, siguiendo los criterios de viabilidades técnicas de conexión de los edificios y dando respuesta a las necesidades de ancho de banda de cada uno de ellos. Para el responsable del Servicio de Red Corporativa, los plazos se están cumpliendo, “alcanzando el máximo número de edificios, según los criterios marcados desde la Administración. Sin embargo, la futura evolución de los requisitos tecnológicos de los edificios será la que marque el crecimiento de la red. La infraestructura proporciona prestaciones que aseguran su continuidad en los próximos años, bien como líneas de comunicación principales, bien como líneas de respaldo”.

Cuando esté finalizado, el proyecto conectará un total de 46 edificios, con una infraestructura desplegada de 59 equipos de Alvarion. El nivel de gestión y software queda cubierto con la plataforma de gestión de cliente de Alvarion propuesta por Ambar. Actualmente, la red corporativa de la Junta de Castilla y León dispone de 1.165 centros conectados en red. También dispone de diferentes formas de acceso, ya sea a través de VPN, cualquier tipo de conexión a Internet o a través de redes móviles GPRS y UMTS.

Un rápido retorno de la inversión
A corto plazo, los beneficios se han visto reflejados tanto en la faceta económica como técnica, ya que, como afirma Alberto Martínez, “incluso antes de finalizar la implantación total, el coste del proyecto, que ha sido de 240.000 euros, se ha rentabilizado gracias al ahorro en líneas que teníamos alquiladas al operador”. En el aspecto técnico, los edificios que antes disponían de líneas de conexión de baja capacidad, como Frame-Relay o ADLS, han pasado a disfrutar de unos anchos de banda de 10 a 20 Mbps reales. Y a largo plazo, la Junta podrá beneficiarse de otras funcionalidades, como el transporte de voz e imagen, ya que el equipamiento implementa aplicaciones especificas para asegurar la máxima calidad en el transporte de este tipo de tráfico sensible al retardo.

Entre los proyectos de futuro, próximamente se convocará el Concurso de Servicios de Telecomunicaciones de la Junta de Castilla y León, que persigue extender los éxitos conseguidos en cuanto a gestión y prestaciones en comunicaciones de datos y acceso a Internet, a los servicios de telefonía fija y móvil de toda la Junta. Este concurso se enmarca en el próximo Plan Director de Telecomunicaciones, dentro de la inminente Estrategia Regional para la Sociedad Digital y del Conocimiento 2007-2013. En el Plan se consideran diversas actuaciones relativas a la universalización del acceso a los servicios de telecomunicaciones por el ciudadano y a la utilización de tecnologías de telecomunicaciones avanzadas.

Acceso de banda ancha para todos

A lo largo de su historia, la Comunidad de Castilla y León ha abordado importantes proyectos, tanto desde el punto de vista técnico como operativo, entre los que destacan el Anillo Gigabit metropolitano de Valladolid, la estrella interprovincial o la utilización masiva del acceso indirecto al bucle del abonado. Asimismo, ha puesto en marcha diferentes iniciativas para potenciar el desarrollo de la Sociedad de la Información en la región y llevar los servicios de banda ancha a todos los municipios. Municipios que presentan ciertas dificultades a la hora de implantar una completa estructura de comunicaciones, dada la extensión geog

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios