Convergencia | Noticias | 06 FEB 2019

Probado con éxito el trabajo con 'edge computing' mediante 5G

Verizon consigue recortar a la mitad la latencia en el trabajo en computación en el borde mediante el empleo de una red habilitada para el nuevo estándar de comunicaciones móviles.
redes
Redacción

El auge de la conectividad conlleva distintos fenómenos asociados. Uno es el movimiento de las tareas de procesamiento del centro de la red al extremo: el 'edge computing', que mejora el rendimiento y facilita el trabajo con los datos al situar su tratamiento más cerca de los dispositivos finales. Se espera que este nuevo modelo gane en relevancia con el desarrollo de la futura generación de comunicaciones móviles, el 5G, que promete una mayor velocidad y una mejora en la latencia. 

Estos días se ha podido ver un ejemplo de la relación de estas dos tendencias. Verizon ha realizado con éxito la primera prueba del uso de 'edge computing' en una red 5G en vivo, consiguiendo reducir a la mitad la latencia. Según explica la compañía en un comunicado, el experimento se ha realizado en un banco de pruebas de 5G recién creado en Houston. Aquí, los ingenieros de Verizon instalaron equipos para el 'edge computing' de acceso múltiple o MEC y el software asociado en una instalación de red más próxima al borde de la misma. 

En esta prueba, los investigadores emplearon una aplicación de reconocimiento facial habilitada por inteligencia automatizada para identificar a las personas. Al usar el equipo MEC ubicado en la instalación de la red, la aplicación pudo analizar la información en el mismo extremo, donde se estaba utilizando la aplicación, en vez de atravesar varios saltos hacia el centro de datos más cercano, como hubiera sido el caso en el modelo tradicional.

Como resultado, los ingenieros pudieron identificar exitosamente a la persona dos veces más rápido que cuando se realizó el mismo experimento a través de nodos centrales de red. Esto es: la disminución en la distancia recorrida por la información entre el dispositivo de origen y el centro de procesamiento agilizó de forma considerable el tratamiento de esos datos. 

“Para las aplicaciones que requieren baja latencia, ya no es práctico enviar grandes cantidades de datos hacia y desde la nube centralizada. El procesamiento y la gestión de los datos deberán realizarse mucho más cerca del usuario", explica Adam Koeppe, Vicepresidente Senior de Planificación de Redes de Verizon. Para Koeppe, al acercar el procesamiento al origen se consigue la baja latencia deseada, lo que a su vez abre el camino a "nuevas tecnologías disruptivas".



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios