Convergencia | Noticias | 17 OCT 2019

Los ingresos de TV de pago IP crecen un 16,6% y superan los 402 millones de euros

Los datos de la CNMC del primer trimestre de 2019 sitúan a esta modalidad como la única en mejorar resultados en términos interanuales, tanto en ingresos como en número de abonados.
mando televisión
Redacción

La televisión de pago por IP continúa en el comienzo del año la tendencia al alza registrada en los últimos trimestres. Las estadísticas de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia referentes a los meses de entre enero y marzo de 2019 muestran un incremento en la facturación del 16,6% respecto al mismo periodo de 2018. En concreto, los ingresos por televisión de pago a través de redes xDSL y fibra han superado los 402,6 millones de euros, frente a los 345 millones que entraban en el primer trimestre del pasado año. 

La TV por IP es la principal fuente de ingresos dentro de la modalidad de pago, que en conjunto aglutina 563,6 millones de euros. La cantidad mejora en un 2,6% a los ingresos del mismo periodo de 2018. El resto de tecnologías descienden su volumen de facturación en términos interanuales, con la televisión por cable como la que más baja: cae un 37%, de los 69 millones de euros que sumaba entre enero y marzo de 2018 a los 43,6 millones del mismo periodo de este año. 

La televisión por satélite rebaja su facturación un 14%, al pasar de 121,9 millones a 104,9 millones. Mantiene así una tendencia a la caída libre que se produce desde, al menos, el primer trimestre de 2013, hasta donde se remonta la serie histórica que comparte la CNMC. La modalidad online es la que menos pierde, al pasar de 12,6 millones a los 12,4 millones.

Los datos de abonos reflejan el mismo comportamiento que los de ingresos. Los usuarios de televisión de pago aumentaron en 59.000 en este trimestre y el total está en casi 6,8 millones. Destaca también aquí la televisión IP, con 4,58 millones de abonados frente a los 4,15 millones de 2018. Caen el resto de partidas: la televisión online pierde 58.000 usuarios, hasta los 303.000 y la modalidad por cable registra 110.000 abonos menos, con 1,31 millones. La que más cae es la televisión por satélite, que baja en 124.000 usuarios y se sitúa en los 638.000. 

En televisión en abierto, los ingresos caen en términos interanuales al facturar 422,7 millones de euros, un 1% menos en comparación con el año 2018. 

Desde la CNMC destacan además que el 91,9% de los abonados a televisión de pago tenían el servicio contratado bajo alguna modalidad empaquetada que incluye otros servicios de telecomunicaciones. Para el organismo, el crecimiento de abonados se relaciona en parte con dichas ofertas empaquetadas, así como con las promociones que permiten suscribirse de forma gratuita durante los primeros meses. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios