Convergencia | Noticias | 20 DIC 2019

Las 'smart cities' avanzarán en el próximo año en sus estrategias urbanas

Las tendencias que afectan a la ciudad conectada se integrarán en una agenda mediante la que se perfilarán los modelos de futuro.
smart cities
Redacción

2019 ha sido un año importante en el desarrollo de las smart cities: se ha profundizado en los desafíos y prioridades para estructurar un plan de acción. En 2020, esta situación se acentuará. Así lo explican desde ABI Research, que consideran que los próximos doce meses serán esenciales en el desarrollo de estrategias urbanas avanzadas para las ciudades inteligentes

Esta planificación se entiende como un proceso integral con enfoque holístico, en el que se distinguen cinco áreas: gemelos digitales y modelado urbano, resiliencia, circularidad, micro movilidad eléctrica y micro tránsito, y espacios urbanos inteligentes. Estos elementos se consolidarán, blindando su presencia en la agenda de urbanización inteligente y "definiendo en gran medida el carácter de las ciudades inteligentes del futuro", explica Dominique Bonte, vicepresidente de Smart Cities y Smart Spaces en ABI Research. 

Este modelo tiene otras ventajas, como que ayuda a enfrentar los desafíos a corto plazo. "La adopción de la micro movilidad en forma de bicicletas eléctricas, scooters y motocicletas compartidas reduce significativamente la contaminación del aire y la congestión del tráfico, posiblemente los dos problemas más importantes que enfrentan las ciudades hoy en día", incide Bonte. Así, se plantea como una solución temporal, a falta de que se instauren otros modelos, como el uso compartido de vehículos eléctricos sin conductor, que la firma prevé que se expanda para 2030. 

Para llegar a este punto, sin embargo, es necesario que los ayuntamientos reorganicen el espacio público, de forma que las nuevas iniciativas tengan su hueco. Los temas de sostenibilidad, seguridad, resiliencia y economía circular están también ganando en peso.

Sobre los gemelos digitales, Bonte apunta a que "proporcionarán un entorno fértil para la adopción masiva de tecnologías básicas de conectividad IoT, informando y mejorando los modelos 3D estáticos". Esto, a su vez, se aprovechará en la forma de réplicas en tiempo real de los activos físicos de las ciudades y, consecuentemente, "permitirá más mejoras de eficiencia y utilización de recursos, análisis de escenarios, diseño generativo y mantenimiento preventivo y en tiempo real", concluye Bonte.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios