Convergencia | Noticias | 19 MAR 2020

La televisión IP de pago continúa sumando clientes en el tercer trimestre de 2019

Alcanza los 395,5 millones de euros con un incremento interanual del número de clientes de más de 268.000 personas.
mando televisión
María Ramos

La televisión de pago por internet IP continúa en la senda ascendente que lleva marcada en los últimos años. De la mano de la popularización de la tecnología de fibra hasta el hogar y de las ofertas televisivas de las operadoras, este sector continúa ampliando su número de abonados trimestre tras trimestre. Así lo ha vuelto a hacer en el tercer cuarto de 2019, como se comprueba en las estadísticas que ha hecho oficiales la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

De acuerdo a estos datos, la televisión que se suministra mediante tecnología XDSL/FTTH acumulaba a 30 de septiembre de 2019 4.646.879 clientes, frente a los 4.378.861 con los que cerraba el mismo trimestre de 2018. Esto supone 268.018 abonos más que, en términos porcentuales, es un aumento de un 6%. En el segundo cuarto de 2019, el número de contratos de esta televisión era de 4.559.549. 

Según detalla la CNMC, "el crecimiento de abonados está relacionado con las ofertas empaquetadas y las promociones que permiten suscribirse de forma gratuita durante los primeros meses". Así, un 91% de suscripciones en televisión de pago mantenían una modalidad empaquetada.

La TV IP concentra la gran mayoría de contratos por tecnología en televisión de pago, que cuenta con un total de 6.898.599 personas abonadas. Esto se traduce en 537.332.774 euros de ingresos, un 5% más que en el mismo periodo del año anterior, de los que nuevamente el grueso se corresponde con la televisión por internet. Sin embargo, se registra un retroceso general en relación al segundo trimestre de 2019, en el que se facturaron 572 millones, un 6% menos. 

Esta situación tiene su réplica en los ingresos por tecnologías. Así, el tercer trimestre de 2019 se ha cerrado con 395.512.531 euros ingresados en televisión IP: un 16% más que los 340,8 millones que se sumaban en el mismo periodo de 2018 pero un 5% menos respecto a los 417 millones con los que se cerraba el mes de junio de 2019, el inmediatamente anterior. 

La televisión por satélite se mantiene como la segunda en ingresos con 94.079.000 euros, seguida por la televisión por cable, que facturó 36.221.020 euros: ambas mantienen la tendencia a las pérdidas de los últimos trimestres. En relación al número de clientes, se invierte la situación y es la oferta por cable la segunda modalidad por abonos, con 1.289.633. La de satélite cuenta con 580.274 suscripciones. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios