Convergencia | Artículos | 01 MAY 2007

La colaboración online reduce costes e incrementa la productividad

Estudio de IDG
La tecnología de colaboración online bajo demanda acelera los procesos de negocio y resulta clave en la formación y soporte técnico a distancia, además de permitir interactuar con públicos externos.

Las aplicaciones de colaboración online bajo demanda favorecen la aceleración de los procesos de negocio y apoyan la formación de los trabajadores con el fin de que realicen un mejor trabajo, de manera más rápida y a un menor coste. Estas son las conclusiones que se recogen del estudio “Esfuerzos de colaboración” realizado por IDG y publicado por WebEx, a partir de un sondeo llevado a cabo entre 144 suscriptores de la revista CIO. Según el estudio, el 56 % de los entrevistados está de acuerdo en que la tecnología de colaboración online bajo demanda acelera los procesos de negocio a través de una mejor comunicación en tiempo real con compañeros de trabajo, clientes, vendedores y proveedores. Además, un 48% asegura que estas aplicaciones ofrecen una gran ventaja competitiva como herramienta para la formación online (e-learning) de los empleados en el desempeño de su trabajo en un tiempo y un coste menores. Asimismo, un 75% de los encuestados afirma que las herramientas de colaboración son utilizadas para hospedar aplicaciones y, sobre todo, como soporte técnico a distancia, siendo el acceso hands-on una de las mejores formas para hacerlo.
Una de las tendencias más significativas en el campo de la colaboración es su utilización para facilitar las interacciones para acelerar el desarrollo, las ventas y la entrega de productos y servicios. Algunos CIO y directores de TI, por ejemplo, están realizando innovaciones en el proceso de desarrollo, ya que a través de esta tecnología habilitan la colaboración entre el personal de diseño, desarrollo y producción para realizar un nuevo producto, sin necesidad de moverse de su puesto de trabajo. Con esto se consigue, a un bajo coste, acelerar el tiempo de respuesta en el mercado. Otros escenarios donde se aplica esta tecnología es en las reuniones online (65%), los portales (61%), la mensajería instantánea (59%) y las conferencias o eventos online (57%).
Los entrevistados prevén un buen futuro para la colaboración, coincidiendo en asegurar que durante este año seguirán dando el mismo uso a estas aplicaciones, aunque los rangos de prioridad variarán. En un futuro cercano, el uso de portales se incrementará, según un 48% de los encuestados. Los portales son espacios de colaboración entre equipos, que se utilizan de diferentes formas en distintas áreas de la empresa, con objeto de facilitar las interacciones asociadas con los procesos de negocio. Un ejemplo extendido es el portal de ventas, comúnmente utilizado para llevar a cabo la negociación y tareas de planificación con los clientes.
Un importante número de los encuestados aseguraba, asimismo, que sus empresas emplean la tecnología de colaboración para interactuar con públicos externos claves para el negocio, como clientes o compradores (72%), vendedores y proveedores (41%), y profesionales del sector (37%).

Beneficios para todos
La investigación que ha realizado IDG señala que los CIO están cada vez más predispuestos a utilizar soluciones de colaboración bajo demanda. De hecho, los encuestados estiman que el 15% de la inversión en software está destinado a aplicaciones bajo demanda y no a software por licencia. Además, un 84% de los encuestados reconoce haber obtenido beneficios con este tipo de soluciones.
Entre los beneficios que los usuarios perciben de esta modalidad bajo demanda, el 44% pensaba que este tipo de aplicaciones reduce el uso de los recursos tecnológicos, un 42% que ahorra costes, un 41% apuntaba a la escalabilidad, un 40% a la mejora de la productividad y un 26% señalaba su capacidad para permitir a la compañía mantenerse a la cabeza tecnológica.
La principal preocupación de los encuestados radica en la forma de operar con las aplicaciones bajo demanda, ya que existe la creencia de que las soluciones de colaboración online son difíciles de integrar. Sin embargo, las soluciones bajo demanda presentan la ventaja de que cuando se emplean se producen pequeñas o ninguna interrupción, mientras que las soluciones por licencia pueden no ser capaces de acoplarse y trabajar juntas. Esto permite al personal de ventas concentrarse en resolver los retos propios del negocio. Si el mantenimiento y la actualización de la solución de colaboración depende de un tercero, el equipo de TI de la compañía, generalmente reducido, se encuentra liberado para centrarse en sus competencias más importantes y aportar valor e innovación al negocio.


España, un mercado con gran potencial
-------------------------------------------------------
Para Victor Melendro Oliver, country manager de WebEx España, firma recientemente adquirida por Cisco, el tamaño y la importancia que las empresas españolas tienen a nivel internacional, sobre todo en Latinoamérica, hacen “que este tipo de soluciones sean ideales para acortar las distancias y ser más productivos”. En Estados Unidos, ésta es una técnica que cuenta con muchos adeptos y, sobre todo, en “las reuniones online se ha convertido en parte importante del trabajo diario, casi tan importante como pueda ser el correo electrónico. A Europa ha llegado algo más tarde pero su futuro se ve muy halagüeño, “ya que está empezando a seguir la misma tendencia que ha tenido al otro lado del Atlántico”.
Para Victor Melendro, las herramientas de colaboración están siendo cada vez más utilizadas dados los beneficios que aporta. En España se están implementando en “las grandes corporaciones y las empresas financieras. Y no sólo para uso interno o de sesiones de trabajo en proyectos sino también para la realización de eventos, tanto de resultados como de divulgación de nuevos servicios”.
A la pyme española también le reporta beneficios, siendo el uso más común en las reuniones de trabajo. “Esto es lo que llamamos Meeting Center. Cada vez más se va teniendo conciencia no sólo de los beneficios aparejados a la reducción de costes, sino al aumento de productividad que supone no tener que invertir en viajar mucho más de lo que dura la reunión”.
El country manager de WebEx destaca que la nueva ley que permite a los funcionarios trabajar parcialmente desde casa (teletrabajo), va a suponer “un paso más en el desarrollo de este tipo de tecnologías, aportando beneficios al Estado, a las empresas y a los empleados, que ven como su calidad de vida mejora al evitar innumerables e improductivas horas de viaje.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios