Convergencia | Noticias | 16 NOV 2018

Hacia el control total en los edificios inteligentes

La compañía Johnson Controls integra su sistema de control de edificios en su centro de monitorización remota, con lo que podrá monitorizar a todas horas los sistemas de las instalaciones.
edificios
Redacción

El mercado de servicios para edificios inteligentes está creciendo; en 2021 podría llegar a mover más de 8.000 millones de dólares. Sin embargo, es un sector en el que se percibe aún cierto grado de fragmentación, una situación que enfrenta con su último anuncio Johnson Controls, empresa fabricante de soluciones para este tipo de instalaciones. La compañía ha decidido integrar su sistema de control de edificios Metasys en su Centro de Monitorización Remota o CMR, de tal modo que este último podrá supervisar y monitorizar las áreas de acción de Metasys y gestionar las conexiones de los sistemas de seguridad.

Con este movimiento, Johnson pasa a ofrecer cobertura 24/7 de todos los sistemas conectados que forman parte del edificio, entre los que están el control de climatización, de luces, sistemas antiincendios y otros mecanismos de seguridad. La integración de sus dos unidades permite ofrecer una respuesta inmediata ante cualquier tipo de situación inesperada a través de una única plataforma, que facilita la toma de decisiones inteligentes. Para los ocupantes del edificio, esto se traduce en una mejora de la seguridad y la comodidad en sus viviendas. 

El anuncio de la integración de Metasys y CRM se traduce en una serie de actualizaciones de sus servicios. Por ejemplo, por la parte de la prevención, la actualización implica la creación de rutinas de mantenimiento, supervisión o vigilancia en remoto, como la apertura de nuevas vías de ventilación no automatizadas, video vigilancia en cabinas de ascensores, comprobación de accesos no permitidos de empleados, etc.

Por la parte de los servicios reactivos, se apuesta por programar las acciones automáticas de este tipo, o las del personal de guardia, en el caso de que se produzca un incidente. Aquí se establece, por ejemplo, cómo se verifica una alarma, qué se hace con los mecanismos de seguridad de las puertas o con las luces, o si se realizan comunicaciones genéricas a través de sistemas de megafonía.

La integración de los dos elementos también facilita una comunicación constante con los sistemas implicados en la cobertura del edificio y la generación automática de informes. Se promueve un servicio personalizado y eficiente, que se adapte a la operativa y necesidades de cada organización y ayude a optimizar el consumo de energía. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios