Convergencia | Noticias | 14 DIC 2018

'Future X for industries', la nueva arquitectura de Nokia para el sector industrial

La propuesta integra IIoT, 5G, 'edge computing' y otras tecnologías para avanzar en la transformación digital de las empresas vinculadas a estas ramas de la industria.
Nokia Future X for industries
Redacción

Nokia se quiere sumar a la era de la Industria 4.0 y, para eso, la compañía finlandesa ha presentado recientemente 'Future X for industries'. Esta estrategia y arquitectura busca potenciar la productividad en varios sectores, como fabricación, logística, transporte y energía, además de su aplicación en ciudades y administraciones.

Para esto, busca aprovechar el potencial de tecnologías como el IIoT o Internet de las Cosas aplicado a industria; herramientas de 'edge cloud' o nube en el extremo para usos en inteligencia aumentada y analítica avanzada de seguridad; o redes 5G de extremo a extremo.

En este nuevo proyecto, Nokia ha colaborado con Bell Labs, que se ha encargado de su desarrollo. Con él, la compañía con sede en Espoo apunta directamente a la parte del entramado empresarial en industria que todavía no está aprovechando al completo los beneficios de la transformación digital. La arquitectura 'Future X for industries' proporciona un marco para sistemas abiertos y conectados, de tal modo que cada industria pueda acelerar la digitalización y automatización de sus activos físicos. Esto requiere de una conexión de calidad, total y simultánea a través de las redes, con capacidad de escalar al ritmo de la empresa y de adaptarse a los cambios en el negocio y la infraestructura. 

El planteamiento de 'Future X for industries' contempla varias capas de tecnología, diseñadas para cumplir con los requisitos clave de redes industriales. Está la centrada en aplicaciones de negocios, que incluye herramientas específicas para cada segmento de la industria. Aquí se contemplarían también áreas estratégicas, como el mantenimiento predictivo, la eficiencia y seguridad de la fuerza laboral y la optimización de activos. 

Otra de las capas de la arquitectura de Nokia suma plataformas de valor digital, entre las que estarían la automatización industrial, el análisis cognitivo y las operaciones digitales. En este nivel se habilitarían las plataformas de red y dispositivos. La capa multicloud ofrece proximidad y elasticidad de cómputo, con el objetivo de garantizar que se cumplan los requisitos de rendimiento de las aplicaciones críticas para la empresa. Esto se consigue mediante el empleo de distintos modelos de nube. La arquitectura se adapta al que sea más apropiado en cada momento, desde sistemas on-premise a 'edge cloud' o entornos híbridos. 

Por último, la capa de redes de alto rendimiento asegura una conectividad profunda y confiable, tanto por cable como inalámbrica, que funciona como integradora de todos los elementos de negocio: de la plantilla a la maquinaria, pasando por la infraestructura TI, los socios y los clientes. 

La estructura en distintos niveles se combina con un enfoque de ciberseguridad basado en la defensa en profundidad. Esto cubre los procesos de negocios y las intervenciones basadas en tecnología, de tal forma que se facilita la protección de los datos y de la infraestructura de extremo a extremo, empleando la red como una capa clave de detección y mediación.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios