Convergencia | Noticias | 04 JUL 2019

El siguiente eslabón del 5G: la facturación de los servicios comerciales

Vodafone presenta un nuevo catálogo de tarifas adaptadas al 5G, con el que espera hacer frente a su situación adversa en la filial española.
Vodafone
María Ramos

Vodafone está buscando nuevas estrategias para alejarse del fantasma de los malos resultados del pasado año, marcado por la guerra del fútbol y por la factura que le pasaron los descuentos. Una de estas líneas pasa por el liderazgo en el despliegue del 5G

El pasado 15 de junio, la teleco británica se convertía en la pionera en España en el encendido del 5G comercial al habilitarlo en 15 ciudades de la Península —por el momento, no se ha dado cobertura ni en el archipiélago balear ni en el canario—. Un servicio que estaba, en principio, disponible para los clientes que tuviesen tarifa Vodafone Bit y un smartphone y tarjeta SIM habilitados para la próximo gran generación de red. Ahora, la compañía amplía estas posibilidades.

Vodafone ha presentado su nuevo catálogo de tarifas 5G, que desde el 8 de julio posibilita que los clientes de prepago de Vodafone Yu y Mi País se puedan conectar a este estándar, además de capacitar a los de Vodafone in Spain y Vodafone fácil para la conexión. Se trata de distintas opciones en las que se combinan, como es habitual, varias modalidades de datos y llamadas, por precios que oscilan entre los 10 y los 50 euros. La teleco explica en un comunicado que, con las tarifas, sus usuarios podrán alcanzar velocidades de descarga de hasta 1Gbps ahora y de hasta 2Gbps a finales de año.

Aunque parece que la expansión del 5G va a ser más rápida de lo previsto, los analistas parecen ponerse de acuerdo en que se tratará de un proceso gradual. Esto queda a la vista con la operativa de Vodafone, tanto en la activación por ciudades de la red como en la ampliación paulatina de los datos de gigas por segundo. 

Además de impulsar sus medidas comerciales en 5G, para lo cual ha alcanzado un acuerdo de compartición de redes con Orange, Vodafone está aplicando otras medidas para paliar la situación en la que se encuentra su filial española. Por la vía de la organización interna, la empresa ha acometido un ERE bajo el que se ha concretado la salida de cerca de un millar de trabajadores. En la parte comercial, la operadora ha querido renovar su oferta con las tarifas ilimitadas, que no recortan los datos sino que controlan la velocidad. También está explorando las opciones en IoT para clientes.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios