Convergencia | Noticias | 15 ENE 2019

El gasto en 'wearables' para salud alcanzará los 60.000 millones de dólares en 2023

Los 'hearables' se convertirán en un elemento esencial de la atención a pacientes y la práctica médica, con previsiones de ingresar sobre 40.000 millones de dólares.
salud
Redacción

El sector de la salud está adoptando de forma masiva los 'wearables' como componente tecnológico esencial para la atención sanitaria, el control y el cuidado médico. Su papel irá ganando peso en los próximos años; al menos esto es lo que se extrae de los datos del volumen de mercado de estos dispositivos que maneja Juniper Research. De acuerdo a las investigaciones de la consultora, el gasto en 'wearables' para su aplicación en salud llegará hasta los 60.000 millones de dólares en 2023, con un pronóstico de crecimiento de 20.000 millones de dólares anuales.

En términos de ingresos por servicios, los 'wearables' alcanzarán un volumen de mercado de 855 millones de dólares, a medida que su uso médico se vaya estandarizando y las compañías investiguen cómo emplear el sector para su beneficio.

Dentro de las distintas categorías de 'wearables', irán ganando paulatinamente terreno los 'hearables' o audífonos conectados, como ya apuntaba la consultora Gartner hace unas semanas en una investigación semejante. Los datos de ahora de Juniper avalan esta previsión: se prevé que el sector de 'hearables' genere unos ingresos de más de 40.000 millones de dólares para el año 2022. Según Gartner, crecerán por encima del sector de smartwatches, hasta ahora el vector dominante.

En la expansión de este tipo de dispositivos tendrá mucho que ver la mejora en la tecnología de monitorización remota del paciente, pero no solo eso. Las instituciones sanitarias irán asimilando su presencia e incrementando la adopción de estos elementos, a medida que crezca la confianza de personal sanitario y organismos reguladores en su uso. Esto se logrará, entre otros, gracias a la aplicación de herramientas como la capacidad avanzada del análisis de software habilitado para la IA, que permitirá identificar de manera proactiva a las personas con riesgo de empeoramiento de su condición. Todo esto sumará para que en en el año 2023 haya 5 millones de personas monitorizadas a distancia por los proveedores de atención médica. 

Esto no quiere decir que no pueda haber obstáculos en el desarrollo. Los temas de privacidad de datos o de consentimiento a la hora de guardar y gestionar la información personal se perfilan como uno de los grandes problemas en el desarrollo de las herramientas, que dependen en buena medida de que los datos sean anónimos para poder trabajar con ellos. 



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios