Convergencia | Noticias | 21 ENE 2020

El empleo de 'tokens' en pagos móviles superará los 40.000 millones de dólares en 2024

Su uso irá más allá de las aplicaciones móviles para integrarse también en el comercio electrónico a través de navegador.
ecommerce
Redacción

De la mano de la popularización de los medios de pago móviles, que están ganando peso en los últimos años, las vías para asegurar estas transacciones están evolucionando. Entre ellas está la tokenización, que explican desde el BBVA como el reemplazo de los datos sensibles por un código único, el token, que se emplea durante la operación y evita exponer la información real. 

Este tipo de mecanismos incrementará su potencial en los próximos años. Así se extrae de un reciente informe de Juniper Research, en el que sitúa en más de 40.000 millones de dólares los ingresos anuales derivados de la tokenización móvil en 2024. Esto supone un aumento del 140% desde los datos de 2019, que estiman en 17.000 millones.

Del total de la cantidad estimada para dentro de cuatro años, 30.000 millones de dólares se generarán por la vía del comercio electrónico en remoto, que reemplazará a los pagos sin contacto en el punto de venta. 

La adopción de tokens estándar y protocolos de autenticación multifactor —generalmente a través de Secure Remote Commerce— se desplegará en los próximos años más allá de las aplicaciones, para hacer presencia en el ecommerce a través de navegador web. En esta popularización tendrán un papel esencial los estándares 3D Secure 2.0, que se están volviendo obligatorios para la mayoría de las redes de pago en todo el mundo. 

Dentro de los distintos tipos de tokens, uno de cada tres empleados en pagos móviles en 2024 serán persistentes. Esto se apoyará en dos elementos: los sistemas universales de tokenización de tarjeta en archivo, que permiten a los comerciantes almacenar de forma segura las credenciales de pago; y algunos proveedores de smartphones, que proporcionan tokens NFC persistentes.

La firma de análisis prevé que estos elementos dejen gradualmente de emplearse en pagos sin contacto a medida que las soluciones que aprovechan los tokens de un solo uso ganen participación en el mercado. Sin embargo, el informe también muestra que, dentro de un ecosistema comercial más amplio, se mantendrán tokens persistentes de uso común durante los próximos cinco años.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 3 comentarios