Convergencia | Artículos | 01 MAR 2011

Comunicaciones unificadas en evolución

Carlos Liniers.
Ante un mercado en constante evolución, el reto principal consiste en seleccionar las aplicaciones principales de cada gama de producto para ofrecer la mejor de las soluciones posibles a los clientes y partners, fruto del proceso de consolidación industrial de compañías especializadas en comunicaciones de empresa en el que Aastra lleva desarrollando un papel protagonista desde comienzos de la década pasada. Como consecuencia, el crecimiento experimentado en el mercado como consecuencia de adquisiciones estratégicas ha supuesto un incremento considerable en el número de plataformas y aplicaciones en portfolio de los suministradores. Un proceso que, si se ha apostado tecnológicamente por los estándares abiertos, facilita la integración con aplicaciones de otros fabricantes. Adicionalmente, los protocolos estándar como SIP, CSTA V3 y XML permiten la interoperabilidad con cualquier aplicación existente en el mercado.
Otro desafío importante en la actualidad lo presenta la compatibilidad entre los diferentes dispositivos de usuario. Además de crear terminales que sean capaces de funcionar con todas las plataformas es necesario adaptar dichas plataformas para que sean capaces de dialogar con cualquier terminal. De este modo, los usuarios pueden acceder a servicios de Comunicaciones Unificadas desde una gran variedad de puestos: terminales IP, digitales, DECT, Wi-Fiyi o analógicos, SoftPhones, terminales móviles (GSM o 3G), faxes, terminales de videoconferencia, etc. Adicionalmente, existen aplicaciones de movilidad comunes a todas las plataformas, estando también abiertas a entornos de terceros.
La idea fundamental es seleccionar las soluciones más avanzadas para ofrecer una aplicación global que integre aplicaciones como mensajería unificada, cliente móvil, softphones de voz y vídeo, videoconferencia, contact center, gestión de presencia, mensajería instantánea, colaboración, directorio, reconocimiento vocal, contact management, etc. Este tipo de aplicaciones otorgan a las organizaciones una serie de beneficios, tales como la posibilidad de estrechar las relaciones con sus clientes y asociados, aumentar la productividad y la eficiencia, reducir los costes o implementar formas sostenibles de trabajo. Por otro lado, proporciona una mayor flexibilidad en las comunicaciones y la integración con todos los dispositivos de comunicación.

Integración con las redes sociales. Además de todo lo anteriormente señalado, resulta clave incorporar a estas soluciones las ventajas del uso de las “redes sociales” al mundo de la empresa. El usuario puede participar en foros, grupos de trabajo, compartir información, etc., aparte de establecer su perfil de presencia y disponibilidad en cada momento, de forma mucho más flexible que en los sistemas de mensajería tradicionales.
En la actualidad, las Comunicaciones Unificadas para un usuario corporativo son algo más que una serie de herramientas en un ordenador, un móvil o un teléfono fijo. Deben aportar comunicaciones de alta calidad a todos los usuarios, con funciones como número personal y “free seating” para ofrecer movilidad real y dejar de estar atado a un puesto de trabajo. Así como facilidad de uso, conexión entre los procesos de negocio y los de comunicación o aplicaciones multimedia. Es decir, todos los elementos necesarios para hacer de las Comunicaciones Unificadas unas comunicaciones efectivas.


Carlos Liniers Bernabéu
Director Unidad Grandes Empresas
Aastra Telecom

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios