Cloud Computing | Artículos | 01 ENE 2011

Cloud Networking

Las redes de la nube
Francisco Sánchez.
Cloud computing ha supuesto una evolución para los negocios no menos influyente que lo que supuso el e-business en su momento. Lo dice Gartner constatando el cambio que está provocando la confluencia en el tiempo de la virtualización, la orientación a los servicios e Internet hacia un nuevo modelo de adquisición de capacidades de hardware y funcionalidad software más flexible y escalable. Y por supuesto, más económico. Para algunos las ventajas clave de cloud computing residen en su agilidad y sus capacidades de auto servicio.

Para Bernard Golden, CEO de la firma especializada HyperStratus y autor del bestseller “Virtualization for Dummies”, la naturaleza realmente revolucionaria de cloud computing se encuentra en que, gracias a sus elevados niveles de escalabilidad y automatización, se pueden conseguir tales ventajas “a un precio atractivo y de un modo completamente transparente”.
Todo ello explica la práctica unanimidad con que los expertos y analistas del sector aseguran que 2011 marcará una etapa clave en la evolución hacia cloud computing. CA Technology, en sus predicciones para el presente año recientemente publicadas, considera que, si en 2010 se ha hablado mucho de cloud, será en 2011 cuando esas palabras se conviertan en realidad y cloud computing pase a ser la forma predominante en que operen las organizaciones, ya sea a través de nubes privadas, públicas o híbridas. Según la compañía, las empresas descubrirán usos realistas y prácticos que les darán la flexibilidad y la velocidad que necesitan para satisfacer mejor las necesidades rápidamente cambiantes del negocio.
Esta vislumbrada rápida evolución hacia la informática en nube no debe hacer olvidar a los responsables TI los serios desafíos que su adopción aún sigue representando. Y no sólo en seguridad, ya casi un clásico cuando se trata de mencionar las áreas de mayor reticencia que el modelo cloud sigue despertando en muchos profesionales. O mejor dicho, no sólo en seguridad en el sentido más estricto del término. El salto a la nube introduce retos considerables en otras muchas áreas, y especialmente en las propias redes, tanto en las LAN corporativas como en las WAN. Y por supuesto, en la gestión de dichas redes. La preocupación creciente por estos desafíos específicos incluso ha contribuido a acuñar la expresión ‘Cloud Networking’ con la que empieza a resumirse las condiciones y características que deben cumplir las redes a fin de dar soporte al modelo ‘cloud computing’ de modo que los usuarios puedan extraer todas sus ventajas y beneficios potenciales al completo.

Retos y complejidad
“A pesar de que cloud computing promete optimizar los costes y agilizar e incrementar la eficiencia en la provisión de aplicaciones y recursos TI, implica también nuevos retos de gestión, seguridad, fiabilidad, disponibilidad y rendimiento de las aplicaciones”, asegura Pilar Santamaría, directora de Seguridad de Cisco Systems. “La proliferación de aplicaciones y servicios basados en la informática en la nube implica a su vez nuevos retos que afectan directamente a las redes LAN y WAN y a su gestión, y que se agravan aún más como consecuencia de la internacionalización de la empresa, la apertura de oficinas y sucursales remotas y el crecimiento exponencial de los profesionales móviles (1.000 millones en 2011, según IDC) . En este mundo de ‘redes sin fronteras’ (…) la informática en la nube requiere un replanteamiento de las LAN y WAN tradicionales con el fin de escalar, securizar y garantizar la disponibilidad de servicios y aplicaciones”. El escenario descrito por Pilar Santamaría se complica aún más con la tendencia hacia las comunicaciones unificadas, donde la convergencia de voz y datos, el vídeo y la movilidad añaden nuevos retos “que sólo una estrategia de red unificada e inteligente puede solucionar”.
Para J. David Noguer, responsable de Carrier Ethernet y Multiplay Marketing EMEA para Juniper Networks, el aprovechamiento de todas las ventajas de cloud computing exige rediseñar la arqutitectura de la red. “El legado de la banda ancha ha funcionado bien en el pasado, pero el tráfico y la demanda están superando rápidamente la capacidad de las arquitecturas heredadas, lo que dificulta gravemente la economía de la red de los proveedores de servicios y lo convierte en un reto para ofrecer la experiencia que los usuarios esperan”. En respuesta a estos nuevos escenarios, Juniper ofrece una nueva red adaptable a las necesidades cambiantes de los entornos cloud “con una arquitectura flexible y coherente que maximiza la eficiencia mediante la integración de todas las funciones de routing, switching y seguridad bajo un solo sistema operativo, Junos. El Cloud Ready Data Center de Juniper amplía las soluciones disponibles para compartir redes y seguridad, incluyendo módulos de la solución para construir centros de datos en la nube y conectarlos entre sí y con la red de área amplia”.
Por encima de otras cuestiones, la adopción del modelo cloud introduce nuevos desafíos asociados a la migración a la nube de los activos internos. “Aunque el conocimiento sobre cloud computing aumenta por momentos, no creo que actualmente muchas compañías sean conscientes de los retos que supone”, afirma Rafael Martínez Sánchez-Bretano, director de marketing de Enterprise & Strategic Industries de Alcatel-Lucent. En su opinión, la cuestión no es la tecnología utilizada en la nube, “que en muchos casos implica automatización, virtualización y arquitecturas SOA”, sino “si las empresas están preparadas para poner sus activos en un entorno externo”. Por ello, Rafael Martínez recuerda la necesidad de dar respuesta a algunas preguntas básicas: “¿tiene la empresa un SLA (acuerdo de nivel de servicio) garantizado?, ¿ofrece la red los mecanismos adecuados de seguridad?, ¿quién se encarga de la gestión?, ¿hay algún conflicto con los aspectos regulatorios?”
Más allá de la tecnología, Jorge Fernández, director técnico de ESSN de HP Networking, destaca por encima de todo la necesidad de que las empresas adopten el cambio cultural “que apoye el impulso transformacional que impone pasar a un modelo de cloud. Cloud solo debe ser adoptado si se cumplen tres parámetros: debe de ser utilizado solo para aquellos servicios que puedan ser exportados a un modelo en nube, han de satisfacer un modelo financiero muy detallado que dé cuenta de su viabilidad y debe simplificar la explotación de los sistemas TI”.

Entornos LAN. Hacia las redes ‘planas’ y los ‘fabrics’ unificados
Cloud computing y otras tendencias como la virtualización, las infraestructuras convergentes y escalables, y los ‘switching fabrics’ unificados están propiciando un gran cambio en el centro de datos hacia redes LAN de dos capas e incluso totalmente ‘planas’. La red jerárquica en tres capas (acceso, agregación y núcleo) que ha conformado la arquitectura de switching estándar del networking del centro de datos durante la última década está dejando de ser eficiente por diversos motivos. Por un lado, la virtualización permite poner más carga de aplicación en menos servidores, lo que requiere una red de mayor rendimiento. Además

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios