| Noticias | 17 ABR 2018

Wi-Fi, tecnología móvil para optimizar la calidad de la Sanidad

Tags: WiFi Sanidad
SANIDAD
Jean-Clovis Pichon

Vivimos en una sociedad digital en la que los proveedores de servicios TIC se esfuerzan por dotar a las empresas de soluciones tecnológicas destinadas a ofrecer el mejor servicio y la experiencia más completa y satisfactoria a los usuarios.

El sector sanitario no es ajeno a este esfuerzo. Uno de sus actuales desafíos reside en incorporar tecnologías que contribuyan a mejorar la estancia de los pacientes en los hospitales y a facilitar el trabajo de los profesionales del sector sanitario, tal y como explica Jean-Clovis Pichon, consejero delegado en España y responsable del sector Sanidad en EUSO, Alcatel-Lucent Enterprise

Un ejemplo de respuesta a estos desafíos es la implantación de soluciones inalámbricas que permitan mejorar toda la cadena de procesos que entran en juego en la atención sanitaria. Esta iniciativa de incorporar soluciones inalámbricas que favorecen la movilidad se produce ante el cada vez más frecuente uso de dispositivos móviles en los hospitales, tanto por parte del paciente como del trabajador sanitario.

Con estos dispositivos, se pueden acceder a historiales médicos desde cualquier localización. Por medio de dispositivos móviles el médico puede realizar, en remoto, un seguimiento en tiempo real de la recuperación del paciente, reduciendo así los gastos del hospital y dejando disponibles camas libres. En este contexto, la movilidad se convierte en un aliado. No en vano, el 73% de los médicos asegura que los dispositivos móviles hacen posibles flujos de trabajo más rápidos y flexibles, ya que un 70% los usa para acceder a los historiales médicos electrónicos.

La incorporación de las nuevas tecnologías en las organizaciones y entidades que conforman el sector sanitario facilitará la optimización de la experiencia del paciente en el transcurso de su proceso sanitario. Con el uso de las tecnologías, integradas con aplicaciones sanitarias, se garantizará el acceso seguro a sus datos (imágenes) por parte del personal hospitalario; se habilitarán diversos canales de comunicación (voz, chat, vídeo) y se fomentará el uso de dispositivos móviles, abriendo la puerta a la generalización de la telemedicina.

Ya existen soluciones que permiten al sector sanitario ofrecer servicios basados en la ubicación, como la orientación en el centro o localización. Todo ello, impulsará el desarrollo de una atención ambulatoria previa y tras de las operaciones, o el seguimiento a distancia de pacientes con enfermedades crónicas, despliegues ya probados con éxito en algunos países pioneros en el ámbito de la transformación digital.

Wi-Fi segura e inteligente

Implantar una red Wi-Fi eficiente conlleva el requisito de adoptar una estrategia adecuada en cuanto a la seguridad, ya que una mayor conectividad implica una mayor exposición a los ciberataques. Los hospitales necesitan una solución Wi-Fi con la capacidad e inteligencia necesarias para cumplir con las exigencias de la digitalización: velocidad de navegación alta y estrategia de seguridad que asegure la protección de los datos confidenciales.

Actualmente los ataques cibernéticos han crecido significativamente, en concreto, en el sector sanitario se multiplicaron por dos entre 2010 y 2015. Estas filtraciones de datos pueden acarrear consecuencias legales e importantes sanciones, además de dañar significativamente la reputación de la organización. Por esto, implementar seguridad en la estructura de la red Wi-Fi es esencial para proteger los flujos de trabajo digitales, los datos de los pacientes y la información que exista en los dispositivos móviles de pacientes y visitantes.

La creación de perfiles de usuario contribuye a mejorar la autenticación, autorización y control para una mayor seguridad. Como una arquitectura que ofrezca una infraestructura de red unificada, pero dividida en función de los dispositivos en los que se utilice: una red de personal sanitario, otra de seguridad, otra de administración y otra para visitantes, en la que los médicos pueden acceder a los resultados de pruebas desde sus dispositivos, los pacientes pueden navegar por internet y dispositivos médicos IoT, como puede ser un tensiómetro en una pulsera Wi-Fi, pueden proporcionar datos sobre el paciente a tiempo real. Además de satisfacer las necesidades en cuanto a seguridad, la solución debe simplificar las operaciones y proporcionar mejoras y eficiencias a los flujos de trabajo.

En definitiva, para que el sector sanitario se sirva de la tecnología para mejorar el rendimiento y la experiencia de trabajadores, pacientes y visitantes, necesitan una arquitectura diseñada para dispensar alta velocidad a través de una conexión sencilla, automática y segura para cualquier dispositivo, que ofrezca servicios digitales y proporcione un sistema de almacenamiento de datos en la nube.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios