Actualidad | Noticias | 07 ENE 2013

Wi-Fi Alliance se ocupará del desarrollo y certificación de WiGig

El largo noviazgo entre Wi-Fi Alliance y Wireless Gigabit Alliance (WiGig Alliance), que promueve una tecnología inalámbrica que funciona en frecuencias muy altas, está a punto de terminar en matrimonio.
Network World



En virtud de un memorando de entendimiento alcanzado la semana pasada, a finales de este trimestre la WiGig Alliance se integrará formalmente en Wi-Fi Alliance, que se hará cargo de todas las actividades de desarrollo y promoción de la nueva tecnología.

El estándar WiGig permite velocidades teóricas de hasta 7 Gbps en entornos inalámbricos, muy por encima de las que ofrece 802.11ac, la última norma Wi-Fi que ahora está empezando a tomar presencia en muchas redes y dispositivos móviles. Además, algunos expertos sugieren que incluso podría llegar a alcanzar velocidades de 30 Gbps y superiores en el futuro. Pero como opera en el espectro de los 60 GHz, su uso está limitado por lo general a distancias cortas. De hecho, la industria está enfocando la utilización de WiGig para comunicaciones entre dispositivos para tareas como sincronización o reproducción de vídeo en pantallas.

WiGig Alliance comenzó a estandarizar esta tecnología de muy alta velocidad para comunicaciones de corto alcance con la intención de que estuviera comercialmente disponible a finales de 2011. Sin embargo, pese al respaldo conseguido por grandes marcas, como Intel, Broadcom y Microsoft, todavía no hay productos WiGig certificados ni siquiera un programa de aprobación oficial. Y es que, según los expertos implicados en su desarrollo, esta tecnología ha resultado ser mucho más problemática de lo que se creía inicialmente.

El primer uso de WiGig es como docking inalámbrico. WiGig también puede ser utilizado para reemplazar cables HDMI para el envío de vídeo de alta definición a pantallas de otros dispositivos. Para enviar vídeo de 1080p sin comprimir se requiere una capacidad de 3,5 Gbps.

Aunque Wi-Fi Alliance certificará los productos WiGig, no utilizará el conocido nombre de Wi-Fi en tales certificaciones, reservando esa marca para las tecnologías que usen las frecuencias Wi-Fi tradicionales. Esta decisión se debe a que WiGig no es compatible con las versiones actuales de Wi-Fi, a sus diferencias de espectro y a los distintos usos que tendrán los dos sistemas.

Ambos grupos han estado trabajando juntos desde 2010, cuando anunciaron la firma de un primer acuerdo bajo el cual la Wi-Fi Alliance se comprometía a evaluar e integrar la tecnología WiGig en su futura especificación de 60 GHz. 

La clave de la importancia de WiGig es el volumen de espectro disponible para su uso en la banda de 60 GHz. De acuerdo con las normas vigentes en varios países, hay entre 7 GHz y 9 GHz de espectro no sujeto a licencias para dar soporte a la tecnología.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios