Actualidad | Noticias | 22 SEP 1999

Vodafone Airtouch y Bell Atlantic crean una sociedad conjunta de servicios móviles

Bell Atlantic y Vodafone Airtouch, socio de Airtel, anunciaron ayer el establecimiento de un acuerdo para crear la mayor empresa de servicios móviles de voz y datos de Estados Unidos. La sociedad conjunta, valorada en 70.000 millones de dólares, prestará servicios móviles a 20 millones de usuarios y radiomensajería a 3,5 millones, llegando hasta el 90 por ciento de la población estadounidense.
Marta Cabanillas
El nuevo negocio combinará los activos de Bell Atlantic Mobile, AirTouch Cellular, PrimeCo Personal Communications y AirTouch Paging. También contará con los fondos de GTE una vez que su fusión con Bell Atlantic haya finalizado, lo que se espera ocurra el próximo año.

Bell Atlantic-GTE y Vodafone AirTouch poseerán respectivamente el 55 y el 45 por ciento de la sociedad, cuyo nombre aún no ha sido dado a conocer. Lo que sí han adelantado sus responsables es que operará sobre una plataforma digital CDMA (Code Division Multiple Access) y que extenderá el ancho de banda de su infraestructura creando redes de próxima generación para el acceso a datos y correo electrónico, algo, esto último considerado por sus portavoces como la próxima aplicación crítica en las redes inalámbricas. Además, han asegurado que será aplicado un modelo de precios plano en todo el continente.

Ivan Seidenberg y, presidente de Bell Atlantic, y su homólogo en Vodafone AirTouch, Chris Gent, formarán parte del consejo directivo de la entidad, como también lo hará Charles Lee, presidente de GTE. Sus previsiones señalan unos ingresos anuales de 15.000 millones de dólares gracias a la reducción de los costes de itinerancia, el menor movimiento de clientes y las mayores economías de escala en transporte, facturación, compra de terminales y publicidad. En el primer año de operación esperan obtener unos beneficios de 1.700 millones de dólares.

Diferentes analistas han valorado la iniciativa como algo positivo para el usuario argumentando que contribuye a crear una mayor competencia, una más amplia gama de servicios y precios más bajos. Alrededor de un 37 por ciento de las empresas estadounidenses proporcionan servicios móviles a sus empleados y en torno a la mitad mantienen contratos con operadores que recogen descuentos por un determinado nivel de utilización. Se prevé que en el próximo mes de diciembre existan cerca de 88 millones de usuarios de este tipo de servicios en Estados Unidos, cifra que, según los expertos, podría alcanzar los 108 millones en el año 2000.

El hecho de disponer de una nueva alternativa facilitará a las grandes compañías el contar con un único operador capaz de cubrir la mayor parte del mercado doméstico estadounidense. La base de clientes con la que partirá la sociedad eclipsa la correspondiente a AT&T ó Sprint, situadas respectivamente en 11,5 y 4 millones de abonados.


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios