Actualidad | Noticias | 06 FEB 2013

Una mirada en detalle al Surface Pro de Microsoft

El sábado sale a la venta en Estados Unidos el Surface Pro, basado en Windows 8 Pro, probablemente el dispositivo que mejor satisface las necesidades corporativas. Aquí se ofrece una visión en detalle del nuevo dispositivo.
Network World


Procesador.
Surface Pro utiliza el procesador Intel i5, que no solo proporciona la capacidad suficiente para correr aplicaciones intensivas de CAD-CAM sino que además permite trabajar como un tablet o un notebook. Y su peso, de poco más de 900 gramos, es lo suficientemente ligero como para ser transportado durante todo el día sin dificultad por los trabajadores en movilidad.

Seguridad. Al correr Windows 8, Surface Pro aporta las ventajas de seguridad inherentes al nuevo sistema operativo de las que carece Windows 7. Aún así, aquellos a los que no le guste Windows 8, la versión de 128 GB del dispositivo tiene suficiente espacio SSD (disco de estado sólido) para correr Windows 7 en una partición propia.

Espacio de disco. Los dos modelos de Surface Pro vienen con discos de 64 GB o 128 GB, de los que una parte significativa no está disponible como espacio de usuario. En concreto, Microsoft asegura que solo 23 GB están disponibles con esos propósitos con el SSD de 64 GB, y 83 GB en el de 128 GB. Sin embargo, según la compañía, los distintos discos USB externos, los servicios cloud (como Microsoft SkyDrive, que viene con el dispositivo) y el slot microSDXC son opciones disponibles para expandir el espacio de disco para quienes lo necesiten.

Precio/rendimiento. Surface Pro se ofrece en dos modelos: SSD de 64 GB por 899 dólares (precio para Estados Unidos), y SSD de 128 GB por  999 dólares. Sumando a estos precios los 120 dólares que cuesta Touch Cover y los 130 de Type Cover, un dispositivo Surface Pro podría salir por 1.120 dólares. Un precio muy elevado  para un tablet pero que, cuando se va a utilizar tanto como tablet como escritorio completo, parece razonable, ya que elimina la necesidad de disponer de dos dispositivos diferentes. Es más, Surface Pro corre cualquier aplicación Windows 7, es decir, permite utilizar cualquiera de las aplicaciones Windows hoy en uso.

Al correr Windows 8, Surface Pro aporta además una mayor y mejor seguridad que Windows 7 en múltiples áreas, como arranque seguro y dos opciones para restaurar máquinas a versiones previas si se producen errores.

Windows 8 soporta además Windows To Go, que ofrece una imagen totalmente gestionable de una máquina Windows 8 sobre una tarjeta de memoria que se puede iniciar en cualquier host Windows 8 o Windows 7. Es decir, el usuario puede portar sus escritorios en sus bolsillos y trabajar sobre otros dispositivos prestados.

Teclados. El teclado, que se vende por separado, puede ser incorporado y retirado del dispositivo para ser usado como tablet o como notebook, y se ofrece en dos modalidades: Type Cover y Touch Cover. Se ofrece de origen además un lápiz con tecnología Wacom Passive Pen y con soporte de clic derecho de ratón y borrador.

Los rendimientos de los teclados son muy diferentes. En Touch, obviamente, se ofrece una superficie plana con la imagen del teclado cuyas teclas responden a la presión de los dedos. El Type, como también es obvio, tiene claves mecánicas que se pulsan.

En las pruebas el mejor resultado obtenido con el teclado Type fue de 97 palabras por minuto con una precisión del 99,5%. Con la pantalla táctil fue de 83 palabras por minuto con una precisión de 97,2%. Hay que tener en cuenta en este punto que el feedback táctil es fundamental para conseguir una buena puntuación, y el de Touch fue menor que el de Type. Además, hay una tendencia inicial a teclear fuerte en Touch, aunque sea innecesario, lo que reduce la velocidad.

Batería. La duración de la batería es de entre 4,5 y 5 horas, dice Microsoft, pero puede ser inferior a esas cifras dependiendo de las tareas que se realicen, una mala noticia para usuarios que vayan a hacer un uso intensivo del dispositivo. Además, la batería no puede ser reemplazada por otra cargada como sucede con muchos portátiles.

Cámaras. El dispositivo tiene una cámara frontal y otra dorsal de 720p para  fotografías y vídeo, con soporte de llamadas de vídeo como Skype. Debido al ángulo fijo de la pantalla donde está ubicada la cámara frontal, Microsoft ha adaptado las lentes para enmarcar apropiadamente al usuario. Pero dependiendo de la altura del usuario, del asiento o de la mesa, su imagen puede ser recortada.

Ventilación. Como el procesador Intel de 1,7 GHz genera bastante calor,  Surface Pro está equipado con dos ventiladores que funcionan a través de pequeñas ranuras situadas en los lados del dispositivo. A través del acelerómetro, que informe del funcionamiento de los ventiladores, se optimizar automáticamente su velocidad para conseguir una refrigeración más eficiente. Pese a los ventiladores, cuando el procesador está sometido a grandes cargas, se advierte el calentamiento del equipo aunque nunca hasta extremos muy elevados.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios