Actualidad | Noticias | 05 ABR 2001

Una cuarta parte de las empresas españolas cambiaría su operadora de telefonía

Según los resultados de la investigación que el Grupo Penteo realiza anualmente a empresas con un volumen de facturación entre los 10.000 y 200.000 millones de pesetas, casi una cuarta parte de las compañías encuestadas (un 23%) manifiesta su intención de cambiar de operadora a corto o medio plazo.
Encarna González

Aunque esta cifra ha disminuido con respecto al año anterior en el que más de la mitad de las empresas se inclinaban a cambiar de compañía telefónica, los porcentajes de este año ponen de manifiesto que todavía un importante número de empresas se plantean la posibilidad de negociar con otra operadora frente a un 80% que no lo haría.

En opinión de Juan Francisco Marchán, consultor de Grupo Penteo, “estas cifras muestran el período de estabilidad en el que nos encontramos ya que a las empresas les interesa más seguir con el mismo operador y que éste les cubra las necesidades de calidad que requiere primando el servicio que ofrecen sobre la tarifa”. En esta línea destaca el importante aumento en la valoración de la firma Colt Telecom, mejor considerada por la calidad de sus servicios mientras que Jazztel lidera el ranking de compañías mejor evaluadas por su oferta de tarifas más baratas.

El informe también señala que el principal motivo que suscita el planteamiento de cambio de operadora se debe al elevado precio de las tarifas seguido, en segundo lugar, por la necesidad de una mejor atención al cliente. De esta manera queda patente la importancia que se concede a las redes de venta y al asesoramiento y atención que exige el consumidor en respuesta a sus necesidades así como al soporte técnico que se le ofrece. Como consecuencia de esta migración, la empresa Retevisión sería la gran beneficiaria puesto que las compañías consultadas se inclinan hacia la oferta de servicios que plantea, a pesar de que Telefónica sigue siendo la que mayor presencia tiene en el mercado de la telefonía.

Por otra parte, el estudio también apunta la necesidad que ven las entidades de aumentar el presupuesto destinado a comunicaciones dentro de la propia compañía. La gran mayoría de las empresas consultadas son partidarias de la necesidad de disponer de una inversión en relación a las telecomunicaciones más elevada. En este sentido consideran que el presupuesto ideal que se debería aplicar a estas infraestructuras estaría situado en torno al 2% de la facturación de la empresa, y estaría destinado, principalmente, a telefonía, tanto fija como móvil se repartirían el 56’5% del presupuesto, y en establecer accesos a Internet.

Otro punto importante que destaca el informe es que tan sólo un 17% de los encuestados tiene acceso a dispositivos WAP, y la valoración de los servicios ofrecidos, la utilidad de los mismos o la satisfacción general respecto a esta tecnología tiene una valoración media de 3’5 puntos sobre 10, lo que refleja la escasa implantación y acogida obtenida en nuestro país.

Los resultados de esta investigación se han dado a conocer en el transcurso de la XV Jornada de tecnologías de la Información y Comunicaciones celebrada en Barcelona y que, como cada año, reúne a representantes de operadores de telecomunicaciones y a usuarios que tuvieron la oportunidad de debatir sobre el actual estado y perspectivas de las telecomunicaciones. Un futuro en el que todos se muestran de acuerdo en la necesidad de invertir en las nuevas tecnologías de la información como factor clave para el desarrollo de sus negocios.

www.penteo.com




Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios