Actualidad | Noticias | 31 DIC 2001

Un paso más hacia una interconexión orientada a costes en móviles

En su reunión del pasado 20 de diciembre, la CMT aprobó la propuesta del sistema de contabilidad de costes que Telefónica Móviles tendrá que aplicar al período de operaciones del año 2000 y sucesivos. Los resultados de este ejercicio (costes históricos y costes corrientes) deberán ser entregados por la operadora antes del 31 de julio.
Comunicaciones World
Las potestades de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT), como organismo encargado de velar por la competencia en el sector en nuestro país, incluyen la aprobación del sistema de contabilidad de costes de Telefónica Móviles y de Vodafone (antes Airtel), debido a su condición de operadores dominantes en este segmento. Por tanto, Vodafone tendrá también que implantar su sistema de contabilidad una vez que la CMT apruebe la propuesta correspondiente. El plazo para Telefónica finalizaba a principios de diciembre, pero la antigua Airtel dispondrá de dos meses más.

La imposición legal de desarrollar un sistema de contabilidad de costes tiene como finalidad el servir de orientación para el establecimiento de aquellos servicios a los que no llega la competencia cuando los presta un operador dominante. Así, están obligados por ley a llevar sistemas de contabilidad de costes los operadores de redes y servicios de telecomunicaciones que tengan la consideración de dominantes o que tengan asignada la obligación de prestar servicio universal. Según la Comisión, la aplicación de criterios de orientación a costes permitirá en años sucesivos importantes reducciones en los precios de las llamadas a teléfonos móviles.


Ajustar la interconexión a costes
Y es que Telefónica Móviles y Vodafone, deberán rebajar los precios que cobran al resto de los operadores por facilitarles la interconexión a sus redes para terminar las llamadas realizadas desde líneas fijas a sus clientes de comunicaciones móviles. Amena queda al margen de este asunto debido a que, según los criterios de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT), no puede considerarse como operador dominante.

Telefónica Móviles se ha visto forzada a rebajar sus precios por este concepto como consecuencia de la exigencia del Gobierno a la operadora dominante de reducir sus llamadas de fijo a móvil en un 13% durante 2001, de acuerdo a lo establecido en el Régimen de Precios Máximos. Pero, el hecho de que durante 2001 las tarifas de Telefónica Móviles y Vodafone se hayan mantenido muy similares –las de Amena son algo más elevadas- muestra claramente que se está produciendo una falta de competitividad en este punto, debido a la escasez de agentes en un mercado que aún puede ser calificado de oligopolio.

Por eso, la CMT ha considerado necesaria su intervención como órgano encargado de velar por la competencia en el sector de las telecomunicaciones en España y actualmente trabaja en la definición del nuevo esquema de tarifas de interconexión, que, según sus previsiones estará disponible en el primer trimestre de este año. Para ello, la Comisión ha remitido consultas tanto a Telefónica como a Vodafone solicitándoles que faciliten información sobre sus modelos de contabilidad de costes relativos a los servicios de interconexión.

Este punto ha provocado ya algunos litigios, como fue el enfrentamiento de Aló y Vodafone, que obligó finalmente a ésta última a compensar a la primera con una multa por valor de 700 millones de pesetas. Desde 1999 a 2000, el trafico generado por llamadas desde teléfonos fijos a móviles aumentó en un 43%, por lo que el negocio por facilitar conexión a sus redes móviles constituye para los operadores una considerable fuente de ingresos.

www.cmt.es
www.tme.es
www.airtel.es


Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios