Actualidad | Noticias | 31 ENE 2002

Telefónica Móviles paraliza su proyecto 3G en Italia

La decisión del consejo de administración de Ipse 2000, en el que Telefónica posee una participación del 46 por ciento, paraliza su entrada en Italia hasta que no esté disponible la tecnología UMTS, cosa que sucederá previsiblemente el próximo año.
Alfonso Hernández

Como estaba previsto desde hace días, Telefónica Móviles ha retrasado su ampliación a Italia a través de la filial Ipse 2000, el consorcio que había puesto en funcionamiento para su entrada en el mercado italiano, por no considerar viable. Ipse había nacido hace dos años con la inversión de 3.300 millones de euros aportados por la finlandesa Sonera y por varios inversores italianos para financiar el coste de la licencia de tercera generación móvil.

Ipse 2000 tenía firmado un acuerdo con la operadora Omnitel, filial de Vodafone en Italia, para comenzar a operar utilizando sus redes GSM y GPRS, pero la renuncia a operar bajo estas tecnologías retrasa sus actividades hasta por lo menos el año que viene. Los accionistas de Ipse no contemplan la paralización del proyecto, ya que en ese caso el ministerio de comunicaciones italiano sancionaría a la compañía retirándole la licencia UMTS. Ipse se había comprometido a invertir más de 3.200 millones de euros en desarrollo, y la adjudicación de la licencia conllevaba un plan de negocio que si no se cumple podría originar la retirada de la misma.

La solución encontrada por el consejo de administración de Ipse deja temporalmente a flote la situación del consorcio, pero esto no impedirá que gran parte de su plantilla de 600 empleados sean despedidos, al menos hasta que se retome el proyecto.

El caso de Ipse en Italia, que es el segundo mercado móvil en Europa, es uno más de los proyectos fallidos de telefonía 3G en Europa. Después de invertir más de 100.000 millones de euros durante los dos pasados años, muchas compañías europeas de telefonía han dado marcha atrás a sus planes de actividades en telefonía UMTS, por la inmadurez del mercado. El año pasado fue Sonera en Noruega, y en octubre pasado, Xfera también congeló su plan en España. Pero Telefónica no sólo ha tenido problemas para implantar su tecnología 3G en Italia, ya que a finales del año pasado, la filial de Telefónica paralizó sus operaciones junto a Sonera en Alemania, donde mantiene su marca Quam. La razón fue la posición de dominio del mercado que ejercían Deutsche Telekom y Vodafone.

Telefónica Móviles: www.telefonicamoviles.com




Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios